Nuevos acuerdos entre Cuba y Rusia

Los gobiernos de Cuba y Rusia firmaron nuevos acuerdos económicos que estrechan aun más las relaciones bilaterales y significan un respiro para la economía cubana, en pleno reajuste debido a los efectos de la crisis económica mundial.

Image caption La petrolera rusa entra a competir con otras siete que ya se encuentran trabajando en la zona cubana.

Los convenios se firmaron aprovechando la visita a la isla del vicepresidente ruso, Igor Sechin, e incluyen un acuerdo petrolero para la prospección de las aguas cubanas del Golfo de México y la posterior extracción de las reservas que se encuentren.

Además, Sechin anunció que se otorgará a Cuba un préstamo de US$150 millones dirigidos a la agricultura y la construcción de viviendas, dos de los sectores más golpeados por el paso de los huracanes que afectaron la isla el pasado año.

Y no parecen quedarse ahí, el presidente ruso, Dmitri Medvedev, envió un mensaje a su homólogo cubano, Raúl Castro, en el que propone "intensificar la interacción en los sectores de altas tecnologías e innovaciones como, por ejemplo, la industria biofarmacéutica, cooperar en la creación de empresas y en la producción conjuntas".

Compitiendo por los yacimientos

Sechin dijo a la prensa cubana que se abren nuevas puertas para las dos partes: “Consideramos que un resultado de esta cooperación serán las nuevas oportunidades que tendrán tanto Cuba como (la empresa petrolera rusa) Zarubezhneft”.

Image caption Medvedev propuso a Castro intensificar la interacción en varios sectores económicos.

Así, la petrolera rusa entra a competir con otras siete que ya se encuentran trabajando en la zona, entre las que destacan la española YPF-Repsol, la venezolana PDVSA y Petrobras de Brasil. Cuba ya harepartido 21 de los 59 bloques disponibles.

Estudios realizados por expertos cubanos, así como los que han hecho científicos estadounidenses, aseguran que en esa región existen reservas importantes de crudo de buena calidad y gas acompañante. Sin embargo, los costos de extracción son muy altos a esa profundidad.

La apuesta de estas empresas consiste en encontrar un yacimiento lo suficientemente grande como para justificar la enorme inversión que se requiere para su explotación.

Si un pozo en tierra puede ser rentable dando dos barriles diarios, en aguas profundas debería llegar a miles de barriles.

Viejos socios petroleros

Zarubezhneft, al igual que el resto de las petroleras, entra dentro de un acuerdo de riesgo en el que invierte el dinero en la prospección y si encuentra yacimientos comparte los beneficios con las autoridades cubanas de acuerdo a lo pactado.

Image caption El número de casas afectadas por los huracanes es de 600.000.

Durante la época soviética, estos se encargaban de la extracción de petróleo cubano en tierra. Pero siempre se trató de pequeñas cantidades y con un alto nivel de azufre, por lo que era casi inservible, sobre todo en momentos en los que el Kremlin abastecía a la isla de todo el crudo que necesitaba.

Desaparecida la URSS las relaciones llegaron casi a cero. Una empresa canadiense se hizo cargo de los pozos, multiplicó por 10 la extracción y los especialistas cubanos adaptaron las termoeléctricas para utilizar el crudo local, a pesar de sus impurezas.

El resto del crudo, alrededor de 90.000 barriles diarios, viene desde Venezuela, donde es pagado con el trabajo de más de 30.000 cooperantes, la mayor parte de ellos médicos que laboran en los barrios pobres de las ciudades y en las zonas rurales.

Vivienda y alimentos

El préstamo de US$150 millones llega en un momento clave, en el que el gobierno cubano prevé reducir su crecimiento por falta de financiación. Va además dirigido hacia dos sectores muy golpeados por los huracanes, las viviendas y la agricultura.

Image caption El proyecto de reforma agraria carece de financiamiento.

El número de casas afectadas por los huracanes es de 600.000, según explicó el presidente Castro, quien confirmó que se habían logrado reparar unas 260.000.

Sin embargo, la crisis económica difícilmente hubiera permitido avanzar mucho más.

Por otra parte, el proyecto de reforma agraria impulsado por el nuevo gobierno adolece, entre otras cosas, de financiamiento para los nuevos campesinos que necesitan herramientas, semillas, fertilizantes, y herbicidas.

Paso a paso, Rusia trata de volver a ser imprescindible para Cuba. La “alianza estratégica” establecida entre La Habana y Moscú le permite a este último recuperar un viejo socio, que es parte de una región de interés económico y está situado en las mismas costas de Estados Unidos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.