EE.UU. y UBS llegan a un acuerdo

Logo de UBS

Estados Unidos y el banco suizo UBS están más cerca de resolver su disputa sobre la identidad de miles de clientes estadounidenses que presuntamente habrían utilizado la entidad financiera helvética para evadir impuestos.

El fiscal de la división tributaria del Departamento de Justicia de EE.UU., Stuart Gibson, informó que las partes han llegado a un acuerdo, aunque no se ha hecho público el contenido del mismo.

En cualquier caso, Gibson informó al juez del caso en una conferencia telefónica que "necesitarán cierto tiempo" para la firma del documento final.

El fiscal señaló que Washington pondrá fin a las acciones legales en EE.UU. contra UBS una vez se firme el acuerdo.

Ambas partes han pedido que se aplace la audiencia convocada en para el próximo 17 de agosto y solicitarán que el caso sea desestimado una vez se firme la versión definitiva del acuerdo.

Evasión de impuestos

El Departamento de Justicia de EE.UU. quiere conocer la identidad de más de 50.000 clientes estadounidenses que sospecha utilizaron el banco suizo para evadir impuestos por valor de unos US$14.800 millones.

En el pasado el banco helvético había señalado que el suministro de esa información supondría la violación de la ley suiza sobre secreto bancario.

UBS, la entidad bancaria más grande de Suiza, reconoció en febrero pasado que ayudó a clientes de EE.UU. a esconder activos de forma fraudulenta, por lo que aceptó pagar una multa de US$780 millones.

El banco reveló en ese momento la identidad de 320 clientes.

Desde que se conoció que ambas partes estaban cerca de llegar a un acuerdo final las acciones de UBS subieron tanto en Wall Street como en la Bolsa de Zúrich.

En su momento la corresponsal de la BBC en Ginebra, Imogen Foulkes, señaló que a pesar de que Suiza ha acordado seguir las directrices internacionales y eliminar el secreto bancario en los casos de evasiones impositivas, aún no ha empezado a llevarlo a la práctica.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.