Finaliza huelga en Volkswagen México

La empresa Volkswagen de México y el sindicato de la firma lograron este sábado un acuerdo salarial que pone fin a la huelga que comenzó el martes en la fábrica de automóviles de Puebla, anunció la compañía.

Image caption Los trabajadores de la planta de ensamblaje lograron un 3% de aumento salarial.

"Ante la insistencia del sindicato, la empresa accedió a un aumento directo a los salarios en 2009, con el fin de poder restablecer la producción en su planta de Puebla a partir del día lunes", dijo la compañía.

Los trabajadores recibirán un aumento de 3% directo al salario: el 2% a partir de agosto y el 1% a partir de diciembre, de manera de concluir 2009 con un aumento total del 3%.

Además, se informó que los trabajadores agremiados recibirán un bono único de 2.000 pesos (US$153).

El sindicato especificó que en el segundo turno del día sábado se reincorporarán los empleados que les toque trabajar, con lo que quedará normalizada la producción este mismo fin de semana.

Por su parte, la Secretaría de Trabajo informó que el acuerdo se firmó en presencia del ministro Javier Lozano "después de concluir intensas negociaciones".

"Lo pactado en dicho convenio beneficia a 9.375 trabajadores sindicalizados, levantándose el estado de huelga y reanudando la operación de la planta en la que laboran, además, 3.728 trabajadores de confianza", agregó la Secretaría en un comunicado.

Negociación

Con este pacto definitivo, el líder del Sindicato Independiente de los Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (SITIAVW), Víctor Jaime Cervantes Rosas, confirmó que las banderas rojinegras (símbolo de huelga) serán retiradas.

El paro fue iniciado por el sindicato, que representa al 72% de los 12.908 empleados con los que cuenta la planta de Volkswagen en México, al no llegar ambas partes a un acuerdo para la negociación salarial de 2010.

Los más de 9.000 trabajadores se habían declarado en huelga el pasado 18 de agosto ante la negativa de la compañía a aumentar sus sueldos en un 3% (la demanda inicial era de 8,25%).

La empresa ofreció, entonces, un aumento del 1% a partir de febrero de 2010 y un bono de US$423, lo que fue rechazado por el sindicato.

Durante los cuatro días que duró el paro de actividades, la filial de la compañía alemana en México dejó de producir poco más de 6.000 automóviles de los modelos Bora, Variant, Jetta y Beetle.

Volkswagen ha pronosticado que cerrará el año 2009 con una caída de la producción del 30% en este país.

Contenido relacionado