China: el regreso del Estado

Corporación estatal de Aluminio
Image caption El sector estatal vuelve a repuntar en la actividad económica china.

El mundo está mirando a China que creció en el último trimestre más del 8% de la mano de un fuerte estímulo fiscal.

Las empresas estatales fueron las principales beneficiarias de los casi US$600.000 millones de estímulo fiscal anunciado por Pekín a fines del año pasado.

Esta expansión del sector estatal, acompañada de un repliegue del sector privado, tiene un nombre: "guojinmintui".

En una reciente investigación del "Financial Times" alertaba sobre este proceso señalando que la crisis había provocado un regreso del Estado al centro de la escena económica luego del masivo proceso de privatización de la década del 90.

"Amplias secciones de la economía china están dominadas nuevamente por empresas estatales", indicó al "Financial Times" Dan Lynch, profesor de relaciones internacionales del Instituto China-Estados Unidos de la Universidad de California.

La ruta de Japón y Corea

La inversión estatal es indudablemente masiva y se expresa en un ambicioso programa para mejorar el transporte y la comunicación en un país gigantesco.

El ministerio de transporte planea añadir unos 20.000 kilómetros de rieles a los 80.000 existentes, lo que convertirá a la de China en la segunda red ferroviaria del mundo después de Estados Unidos.

Pero este programa de inversión pública es puro Keynesianismo. Nadie podría acusar de comunista a John Maynard Keynes, el economista más citado de la actualidad.

Image caption Shiuje Yao: el nuevo modelo chino

Según el profesor de Economía y director de la Escuela de Estudios Chinos Contemporáneos de la Universidad de Nottingham en el Reino Unido, Shuije Yao, Occidente está exagerando esta presencia del Estado.

"Lo que está sucediendo es un proceso de larga data que se parece a la politica seguida por Japón y Corea del Sur de elegir un número selecto de compañías para convertirlas en protagonistas globales. No cabe duda que la crisis está profundizando este proceso, pero no está afectando mayormente la participación del Estado en el conjunto de la industria", señaló a BBC Mundo Shuije.

Multinacionales chinas

En la posguerra, Japón primero y Corea a partir de los 70, siguieron una política de estímulo fiscal a grupos que hoy son grandes multinacionales: Toyota, Sony, Samsung, Daewoo, Mitsubischi.

En los 90 China lanzó un primer globo de ensayo con esta política. El entonces viceprimer ministro Wu Bangguo dejó en claro que el futuro económico chino dependía de la creación de poderosas multinacionales.

"Si un país tiene grandes corporaciones asegurará su posición en el orden económico internacional. Estados Unidos tiene a General Motors, Boeing, Du Pont y otras. Japón tiene unos 6 conglomerados industriales y Corea del sur unos 10. El futuro de nuestra nación dependerá de la creación de estas multinacionales", dijo Bangguo.

Hoy Chinalco, Mimetal, Beijing Automobile Industry Corporation, son empresas dominantes en mercados internacionales.

Un resultado de esta política es la explosión de inversiones chinas en el extranjero.

En 2002 la inversión china en el extranjero era inexistente. El año pasado totalizó más de 52 mil millones de dólares de la mano de estos "campeones nacionales".

Pero como dice Shuije, la participación del estado en el conjunto de la economía no ha variado.

Mientras que en los 70 la industria estaba prácticamente 100% en manos del Estado, hoy la participación estatal se reduce al 10%.

Estado y crisis económica

La presencia del estado en la vida económica china es más determinante en su carácter de planificador y coordinador.

La mano estatal se siente especialmente en la coordinación entre el sector bancario y el productivo.

Más del 50% del sector bancario es estatal, entre ellos 4 de los 10 más grandes del mundo.

"El sistema bancario y estos campeones de la industria son la mano derecha e izquierda del Estado. Los bancos prestan a un interés cercano a cero y no dan un plazo fijo de amortización de la deuda. Esto permite una proyección mayor de las inversiones", señaló a BBC Mundo Shuije.

El economista chino puntualiza que en Estados Unidos la participación del Estado en el sector bancario es mayor que en China.

¿Será que Estados Unidos está avanzando hacia el socialismo como dicen los opositores de Barack Obama?

¿Cómo será la recuperación? ¡Opine!

Contenido relacionado