EE.UU. atrae menos a los mexicanos

Un agente de Estados Unidos detiene a un inmigrante indocumentado.
Image caption El flujo de migrantes desde México hacia Estados Unidos alcanzó su nivel más bajo en el último año.

Florencio Cortés, campesino de Oaxaca, al suroeste de México, planeaba viajar sin visa a Estados Unidos cuando supo que hay pocos empleos para los indocumentados. Canceló el viaje. Sidronio Rivera también se quedó, porque tuvo miedo de ser detenido por la Patrulla Fronteriza.

Como ellos, miles de mexicanos dejaron de cruzar sin documentos la frontera norte del país.

Un estudio elaborado para la BBC por el Instituto de Políticas Migratorias, MPI por sus siglas en inglés, reveló que en los últimos tres años el número de nuevos migrantes de México hacia Estados Unidos bajó considerablemente, al pasar de 653.000 entre marzo de 2004 y marzo de 2005, a sólo 175.000 en el mismo periodo de 2008 y 2009.

Es la cifra más baja de la década, y de acuerdo con el estudio la caída se debe, entre otros factores, a la crisis económica en Estados Unidos, algo en lo que coinciden las autoridades mexicanas.

“Hay pocas probabilidades de conseguir empleo y entonces desaparece el incentivo para emigrar al norte”, le dijo a BBC Mundo Félix Vélez, secretario general del Consejo Nacional de Población (Conapo).

Según analistas, un elemento adicional es el endurecimiento de la política migratoria de la Casa Blanca, que hizo más difícil cruzar la frontera sin documentos.

Recesión mundial: ¿Cómo cambió su vida?

Balance cero

El estudio de MPI expuso además un dramático aumento en el desempleo de los migrantes mexicanos y los originarios de Centroamérica.

Image caption A raíz de la crisis, ha aumentado la vigilancia en la frontera entre México y EE.UU.

La tasa de desocupación de los indocumentados fue, hasta junio, de 11,4%, mientras que el promedio de desempleo entre los trabajadores estadounidenses fue de 9,5 puntos.

A pesar del adverso clima laboral, muchos decidieron permanecer en ese país, sobre todo los originarios de México.

De acuerdo con el estudio, a partir de 2006 se registró un descenso en el número de migrantes mexicanos.

El secretario de Conapo dijo que, este año, el flujo migratorio fue cercano a cero, es decir, que la cantidad de personas que emigraron fue prácticamente igual a la de quienes volvieron

“No tiene precedentes, antes salían más personas de las que llegaban”, recordó Vélez.

Image caption Estimados del Consejo Nacional de Población de México.

Círculo migratorio

Algunos especialistas han dicho que, tradicionalmente, la migración mexicana era como un círculo: los indocumentados trabajaban una temporada en Estados Unidos, regresaban a sus comunidades y luego emprendían camino al norte.

Ya no más. Desde hace varios años Washington aumentó la vigilancia en su frontera, ordenó redadas en ciudades con alta población latina y aplicó sanciones a los empleadores de indocumentados.

A esta política disuasiva se sumó, primero, el riesgo de cruzar por zonas peligrosas, como el desierto de Arizona, y el aumento de secuestros de migrantes por bandas ligadas al narcotráfico.

La migración se encareció. “Antes cruzar la frontera costaba US$200, ahora pagas hasta US$5.000, y los centroamericanos el doble”, dijo Jorge Durand, investigador de la Universidad de Guadalajara en conversación con BBC Mundo.

“¿A que me voy?”

El caso de los migrantes mexicanos es similar a los provenientes de Centroamérica, quienes deben cruzan por México para llegar a Estados Unidos, explicó el secretario de Conapo.

Por eso bajó el número de capturas de indocumentados en territorio mexicano: si no hay empleos en Estados Unidos, no hay razón para salir de sus países, añadió.

Es un nuevo círculo migratorio, señaló Durand: los migrantes latinos ya no regresan, no hay empleos suficientes y se cierra la puerta a nuevos migrantes.

También bajan las remesas, que en muchos casos costeaban el viaje a otros indocumentados, dijo el investigador.

Florencio Cortés sabe de eso. En su familia era tradición que los emigrados contrataran al “coyote” (traficante de personas) para asegurar el viaje de sus paisanos.

Es historia. “Allá la gente junta botes de aluminio y botellas de vidrio para ganar unos dólares. ¿Para que me voy entonces?”

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.