El BRIC pide acelerar reforma financiera

Ministros de finanzas del BRIC
Image caption Las naciones emergentes quieren tener el mismo peso que las industrializadas en el FMI y el BM.

Los países emergentes instaron al G-20 a acelerar la reforma de las entidades financieras internacionales a la vez que consideraron que es “demasiado pronto” para dar por superada la crisis económica global.

Brasil, Rusia, India y China –nucleados en el grupo conocido como BRIC– insistieron en la necesidad de tener el mismo peso que las naciones industrializadas en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y en el Banco Mundial (BM), a través de una modificación en la cuota de participación en esos organismos.

También se comprometieron a destinar al FMI un aporte de US$ 80 mil millones.

Esa postura fue difundida por los ministros de finanzas de los citados países, poco antes de encontrarse en Londres con sus homólogos del G-20 para compartir la cena de bienvenida a la reunión preparatoria de la próxima cumbre prevista para el 24 y el 25 de septiembre en Pittsburg, Estados Unidos.

A través de un comunicado, los integrantes del BRIC expresaron que “a pesar de las señales positivas, es demasiado pronto para declarar el final de la crisis”.

“La economía global enfrenta todavía una gran incertidumbre y sigue habiendo riesgos importantes para la estabilidad financiera y económica. Una recuperación duradera requiere bases más sólidas”, agregaron.

El BRIC también pidió a los países industrializados que eviten el proteccionismo al que consideran “una amenaza real para la economía global”, a la vez que reclamó concluir la denominada Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Controles bancarios

Los bonos de los ejecutivos bancarios es otro de los temas que integra la agenda de debate.

Se esperan que se adopten los lineamientos generales que serán sometidos a discusión cuando se reúna en Pittsburg la próxima cumbre del G-20.

Esa “cultura” de las bonificaciones fue señalada como una de las causas de la crisis actual y “debe terminar”, según la postura sostenida por Francia y Alemania, entre otros.

Sin embargo, EE.UU. y el Reino Unido son menos entusiastas, ya que sospechan que los bancos serían capaces de encontrar la forma de evadir las restricciones, informó el especialista en economía de la BBC, Andrew Walker.

Walker aclaró que esos países creen que el sistema de bonos y primas contribuyó a la crisis, pero consideran que deberían ser rediseñados para alentar los préstamos comerciales de menor riesgo.

Según el especialista de la BBC, la mejor manera de abordar el tema es mediante una coordinación internacional.

Por el contrario –advirtió–, una acción unilateral de algún país podría llevar a los bancos a trasladar sus negocios a lugares menos regulados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.