G-20: más estímulo y menos bonos

Ministros de Economía del G20.
Image caption La reunión de Londres preparará la Cumbre del G20 el próximo 24 y 25 de septiembre en Pittsburgh.

Los ministros de Economía del G-20 acordaron continuar manteniendo el gasto estatal como medida de estímulo de la economía y buscar normas comunes que regulen el pago de bonificaciones bancarias.

La cuestión de poner límites a las bonificaciones bancarias empezó a abrir divisiones entre los ministros de Economía del G-20 incluso antes de que comenzara la reunión de este sábado en Londres –una sesión preparatoria de la próxima cumbre del G-20, que tendrá lugar en Pittsburgh los próximos 24 y 25 de septiembre.

Dos frentes

Image caption Francia defiende la limitación total de las bonificaciones bancarias. El Reino Unido discrepa.

Días antes de la reunión, la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde prometió lanzar una ofensiva contra los gastos excesivos y sugirió una serie de limitaciones obligatorias a las bonificaciones.

"Lo que pasó hace 12 meses fue terrible para nuestras sociedades y para nuestras economías y todavía estamos padeciendo sus consecuencias", aseguró Lagarde este viernes a la BBC.

Las propuestas francesas encontraron un defensor en el jefe de los ministros de Economía de la eurozona, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, que dijo "apoyarlas totalmente".

Opuesto a este "frente", se encontraba el ministro de Finanzas británico, Alistair Darling, que aseguró que la idea francesa "no es funcional". En su lugar, Darling propuso condicionar el pago de bonificaciones bancarias a los buenos resultados de las compañías a medio y largo plazo.

Según el plan de Darling, las bonificaciones bancarias se pagarían a lo largo de periodos de cinco años y únicamente en forma de opciones de compra de acciones.

De acuerdo con el analista financiero de la BBC, Joe Lynham, la propuesta del ministro británico intenta converger de alguna manera con las intenciones de otros países de la Unión Europea.

Por otro lado, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Tim Geither, también se opuso a la limitación de las bonificaciones.

La idea del secretario del Tesoro para evitar otra posible crisis bancaria, apuntó Andrew Walker, es que los bancos acumulen más capital con el objetivo de protegerse a sí mismos contra posibles pérdidas.

Finalmente, el borrador del acuerdo recoge la idea del ministro británico y habla de regular los pagos de bonificaciones en función de los resultados empresariales a largo plazo.

Sin embargo, los ministros de Economía parecen haber aplazado el grueso del debate hasta la cumbre de Pittsburgh.

¿Acabó la recesión?

Otro de los acuerdos de la reunión ministerial fue mantener el compromiso de los gobiernos con las medidas de estímulo económico acordadas en la última cumbre del G20.

Algunos de los estados miembros del grupo, como Francia, Alemania y Japón empezaron a mostrar crecimiento en los últimos meses.

Sin embargo, ya en la sesión inaugural de la reunión este sábado, el primer ministro británico, Gordon Brown, advirtió que retirar el apoyo económico de los gobiernos demasiado pronto podría dañar la recuperación económica.

"El Fondo Monetario Internacional (FMI) defiende que las políticas fiscales deberían continuar apoyando la actividad económica hasta que la recuperación sea completa", apuntó Brown.

"El FMI advirtió a los ministros de Economía del G20 que gran parte de los síntomas de recuperación económica dependen todavía de la inversión de los gobiernos a bajas tasas de interés", comentó Andrew Walker.

Poder de los "emergentes"

El tercer aspecto del acuerdo tiene relación con los derechos de voto de las economías emergentes en los foros del FMI y el Banco Mundial.

Lea también: El BRIC pide acelerar reforma financiera

En estos momentos, por ejemplo, China tiene el mismo poder que Holanda, a pesar de la enorme diferencia entre sus economías.

Según el acuerdo alcanzado este sábado, el G-20 impulsará un aumento "significativo" de la voz de las naciones emergentes en la escena internacional.

Según el corresponal económico de la BBC, Joe Lynam, este borrador de acuerdo será convertido en normas formales por la Comisión de Estabilidad Financiera, organismo compuesto por representantes de los bancos centrales de todos los países del mundo, pero será cada Estado quien decida si convierte esas normas en leyes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.