"Habrá otra crisis financiera"

El mundo sufrirá otra crisis financiera, sentenció el ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Alan Greenspan.

Image caption El ex titular de la Fed dijo que nunca esperó ser testigo de la actual crisis financiera mundial.

"La crisis ocurrirá de nuevo pero será diferente", dijo en entrevista con la BBC, añadiendo que había pronosticado la crisis actual como resultado de una reacción a un largo período de prosperidad.

Pero, a pesar de que puede llevar tiempo y un difícil proceso, la economía global se sobrepondrá eventualmente, puntualizó el ex titular de la Reserva Federal (el banco central de Estados Unidos).

"(Las crisis financieras) son todas distintas, pero tienen una fuente fundamental", indicó.

"Y es la inagotable capacidad de los seres humanos de suponer que los períodos de prosperidad continuarán".

Hablando un año después del colapso del gigante banco de inversiones estadounidense Lehman Brothers, que fue acompañado luego por la crisis financiera y la recesión en todo el mundo, Greenspan describió dicho comportamiento como inherente a la "naturaleza humana" y negó toda responsabilidad en el colapso de la economía global.

En todo caso, según acota el periodista de la BBC Nils Blythe, muchos expertos en finanzas acusan a Greenspan de haber sido el responsable de la actual recesión por no haberse percatado del peligro que representó en su momento el boom crediticio que generó luego la explosión de la burbuja de créditos hipotecarios de alto riesgo, también llamados "basura".

Estas críticas se basan en el hecho de que la Reserva Federal a su cargo mantuvo por mucho tiempo muy bajas las tasas de interés.

No al proteccionismo

Sin embargo, para Greenspan la actual crisis es "un tipo de evento que ocurre una vez por siglo".

Señaló que si bien la crisis actual se disparó por las hipotecas "basura", aclaró que cualquier factor podría haber sido el catalizador de la misma, "alguna otra cosa habría surgido tarde o temprano".

Y aconsejó que, para prevenir el resurgimiento de la crítica situación, los financistas y los gobiernos deberían prohibir los sistemas que permiten el fraude e incrementar los requisitos de capital a los bancos.

A pesar de su confianza en un futuro prometedor, Greenspan advirtió que el camino a la recuperación debería estar libre de medidas proteccionistas, ya que la aplicación de regulaciones estrictas puede obstaculizar los recientes progresos que propiciaron la apertura del comercio global.

"Los esfuerzos más recientes por regular son una reacción a esta crisis. El impacto extraordinario de estos mercados globales es hacer que muchos financistas sientan que han perdido el control", agregó.

"El problema es que no puedes tener un mercado global libre con mercados internos altamente restrictivos y regulados".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.