India ya no es dulce

Caña de azúcar en India
Image caption Los cultivos de caña en India se han reducido a la mitad

El gobierno de India, el mayor productor y consumidor de azúcar del mundo, anunció que tiene apenas dos meses de reservas de ese producto.

La enorme escasez en el país asiático está teniendo un efecto global sobre los precios del azúcar, que han llegado a su nivel más alto en 30 años.

Brasil, rival de India como principal productor, y Cuba, que se recupera de un largo período "especial " en el cual se redujo drásticamente la industria, podrían ser los beneficiados.

La pobre temporada de lluvias monzones ha provocado sequías que afectaron los cultivos, e India se ha visto obligada a comprar grandes cantidades en mercados externos.

Postres y dieta básica

Los confites y los postres endulzados son parte de la cultura india y en la actual época festiva la demanda de azúcar ha alcanzado su punto crítico.

Las tiendas en Nueva Delhi despliegan en sus mostradores una gran variedad de dulces en todos los colores del arco iris.

El mito de antaño es que "comer cualquier tipo de dulce después del almuerzo o la cena ayuda la digestión", dijo a la BBC una cliente anciana de Nathu´s, una de las confiterías más antiguas de la capital.

Pero la escasez ha puesto al vendedor de este local entre la espada y la pared. Está obligado a subir los precios de sus productos, pero no a un nivel en el que sus clientes no puedan comprarlos.

Pero el azúcar es más que un lujo en India. Como le dijo la periodista Gargi Parsai a la BBC, es una necesidad para aquellos en los niveles más bajos de la sociedad.

"El azúcar es una parte integral de la vida cotidiana en India. Para 60 millones de pobres en el país, su dieta de carbohidratos proviene de beber té mezclado con azúcar", explicó.

Alza de precios

Image caption El consumo de muchos confites y dulces son una tradición en India.

El gobierno ha empezado a importar azúcar para satisfacer sus necesidades y esa es una de las razones detrás del alza internacional, afirma Parsai.

"Tradicionalmente, cuando India entra en el mercado mundial, los precios se disparan, como ha sucedido este año. Cuando India vende azúcar, los precios bajan", concluyó.

Este efecto ha hecho que Brasil empiece a incentivar a los campesinos para que se dediquen al cultivo de azúcar, así como disminuir la producción de etanol derivado de la caña.

Vea: Cuba le apuesta al azúcar

Por su parte, Cuba, afectada por un largo período de parálisis en sus ingenios azucareros después de la caída del bloque soviético, ve con esperanzas una posible reviralización de esa industria.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.