GM vende a Magna su filial europea

La canciller alemana Angela Merkel
Image caption El acuerdo siguió los términos deseados por el gobierno alemán.

Alemania anunció que la empresa automotriz estadounidense General Motors (GM) decidió vender su filial europea Opel al fabricante austríaco-canadiense Magna, como lo deseaba Berlín.

En conferencia de prensa, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo encontrarse muy satisfecha con la decisión, la cual -manifestó- cuenta con el apoyo de la gerencia y los sindicatos de Opel.

Esta filial tiene cuatro plantas en Alemania, que emplean a 25.000 trabajadores.

Magna, respaldada por el banco estatal ruso Sberbank, aseguró que mantendrá abiertas esas cuatro fábricas.

La operación también incluirá a la firma Vauxhall, con sede en Gran Bretaña, y con una fuerza de trabajo de más de 5.000 empleados.

Sin embargo, los sindicatos británicos han manifestado temores de que sí se apliquen recortes en el Reino Unido. El gobierno británico ha señalado que que seguirá negociando por el mantenimiento de los puestos de trabajo.

"Bajo condiciones"

Según los términos propuestos, GM venderá el 55% de las acciones a Magna y mantendrá el 35%. El 10% restante permanecerá en manos de los empleados.

Image caption Magna adquirirá el 55% de las acciones de la filial europea de GM.

No obstante, se impusieron condiciones para proceder a la transacción, entre ellas la confirmación de que los sindicatos apoyarán los ajustes.

También tendrán que clarificarse aspectos sobre las ayudas financieras que el gobierno alemán ofrecerá a Opel.

Ese y otros puntos pendientes deberán resolverse "en las próximas semanas", como espera el consejo administrativo de GM.

El corresponsal de la BBC en Berlín Steve Rosenberg dice que el acuerdo es una victoria muy oportuna para Merkel a pocos días de las elecciones legislativas alemanas, que se realizarán el 27 de septiembre.

En las últimas semanas se venía especulando con la posibilidad de que GM decidiera quedarse con Opel.

Por eso cuando este jueves el directorio de GM manifestó: "Será Magna", el anuncio significó -manifiesta Rosenberg- un alivio para Markel, quien se jugó parte de su reputación en el logro de un acuerdo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.