China apuesta fuerte en África

Delta de Nigeria
Image caption China quiere los derechos para explotar el 20% de las reservas de crudo de Nigeria.

Las tácticas son conocidas, lo que cambia es el país. Antes fueron Irak y Polonia, ahora es Nigeria, el mayor productor de petróleo en África.

China, el tercer socio comercial del continente africano, tiene sus ojos puestos en el crudo nigeriano. Hambriento de energía, el gigante asiático no quiere dejar pasar la coyuntura única actual donde 16 de las 18 licencias para explorar y explotar petróleo en ese país están a punto de vencer.

Sus hasta ahora beneficiarios, las petroleras occidentales Shell, Chevron, Total y ExxonMobil, podrían perder una buena tajada de la producción en Nigeria si no igualan la oferta de la estatal china CNOOC.

De acuerdo con el diario británico Financial Times, CNOOC, una de las tres petroleras más grandes del país asiático, quiere tener la licencia para producir 6.000 millones de barriles, lo que equivale a casi el 20% de las reservas de crudo de Nigeria.

Varios informes indican que la empresa china está dispuesto a invertir hasta US$50.000 millones para asegurar el negocio.

Y las tácticas parecen ser las mismas utilizadas en países como Polonia (para construcción) e Irak (petróleo): tomar mayores riesgos a cambio de menores beneficios, venciendo cualquier oferta rival. Y la siempre latente posibilidad de que utilizará su mano de obra, no la local.

Lea: El efecto chino llega a Polonia

Bienvenida la competitividad

Si bien -tal y como informó al Financial Times el consejero económico de la presidencia nigeriana, Tanimu Yakubu- las ambiciones de china de controlar buena parte de la producción de crudo nigeriano no serán aceptadas en su totalidad por las autoridades de ese país, la oferta multimillonaria coloca a Nigeria en una posición privilegiada para presionar a las petroleras occidentales.

Yakubu dijo que los chinos están haciendo ofertas que multiplican la de los productores existentes. "Nos encanta ver este tipo de competitividad".

Hasta ahora ExxonMobil había ofrecido US$78 millones para renovar tres licencias de 40 años. Una propuesta que el gobierno nigeriano respondió pidiéndole de US$2.500 millones.

Por otra parte, Nigeria, el décimo productor de crudo en el mundo, ha hecho un mal manejo de las ganancias que recibe de la explotación de petróleo. "Necesita desesperadamente inversión y tiene grandes problemas (internos) con insurrecciones y disturbios en la región petrolífera del Delta de Nigeria", explicó el corresponsal de la BBC Rodney Smith.

Giro al Este

El interés que países del Este están empezando a mostrar por el crudo africano le viene como anillo al dedo al presidente nigeriano Umaru Yar'Adua.

Image caption Autoridades nigerianas temen que un acuerdo con China pueda exacerbar el resentimiento social.

China es el último de los países no occidentales en mostrar sus cartas. Anteriormente India empezó negociaciones y Rusia ya firmó un acuerdo del US$2.500 millones para su empresa Gazprom.

"Nigeria se está convirtiendo en el ejemplo de un fenómeno global que es la batalla por recursos entre los tradicionales gigantes occidentales y las empresas de economías emergentes, como China, India y Rusia, pero también otros países más pequeños como Brasil y Malasia", le dijo a la BBC Michael Peel, periodista que trabajó para el Financial Times en Nigeria.

Anteriormente, Amira Woods, experta sobre política exterior de EE.UU. en África, le había dicho a la BBC que el continente "ha sobrepasado a Medio Oriente como proveedor de petróleo a EE.UU. Alrededor del 24% del petróleo importado por EE.UU. viene de África".

El balance adecuado

Nigeria debe buscar ahora un equilibrio para por un lado "mantener a sus amigos occidentales", como lo aclaró Yakubu, y por el otro aumentar su cartera de clientes de países emergentes.

Para muchos analistas, aunque la oferta de China luce tentadora, en su contra tiene la falta de tecnología y experiencia que ofrecen las petroleras occidentales.

Además a algunos funcionarios del gobierno les preocupa que la tradición china de importar mano de obra allá donde va pueda exacerbar el resentimiento social que hay en el Delta nigeriano, donde resentimientos locales han alimentado años de agitación y ataques a grupos occidentales.

Lea: China perfora primero en Irak

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.