Argentina se acerca al FMI

Logo del Fondo Monetario Internacional
Image caption El FMI exige volver a evaluar anualmente la economía argentina para normalizar la relación.

El gobierno argentino y el organismo financiero internacional acercan posiciones, aunque aún no hay acuerdos formales.

Durante la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional en Estambul, el ministro de economía argentino Amado Boudou se reunió con el titular del fondo, Dominique Strauss-Kahn.

Después de la cita, se anunció que el FMI volvería a examinar la economía de Argentina a través de sus misiones, pero Boudou relativizó la reanudación de las evaluaciones del organismo al volver a su país.

Según el ministro, la posibilidad de retomar las revisiones del FMI depende de que sean estrictamente técnicas y que no incluyan imposiciones en materia de política económica.

"No sería una auditoría", dijo Boudou, "sería un intercambio de información".

El responsable económico argentino dijo que "Argentina quiere dejar atrás el pasado desafortunado en el que el gobierno aceptaba cualquier condición que se le imponía", según recoge la agencia de noticias AFP.

Las evaluaciones del FMI remiten al artículo IV del estatuto del organismo, que establece una revisión anual de la economía local.

Relaciones tormentosas

Image caption Según el gobierno argentino, el FMI, dirigido por Dominique Strauss-Kahn, está mas dispuesto a ceder espacio.

Las relaciones entre la entidad internacional y Argentina están prácticamente rotas desde 2006, cuando se suspendieron las visitas examinadoras, después de que el gobierno de Néstor Kirchner decidió cancelar toda la deuda que el país mantenía con el FMI.

Las recetas económicas del organismo financiero son consideradas por muchos como las responsables en buena medida de la debacle económica a la que llegó el país a finales de 2001.

Sin embargo, el actual gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha dado los primeros pasos para normalizar las relaciones con el Fondo.

Según los analistas, esto responde a la necesidad de Argentina de acceder nuevamente al mercado internacional de crédito.

Economistas consultados por BBC Mundo señalaron que el país enfrenta un serio problema fiscal y necesita financiamiento.

Image caption Amado Boudu dijo que las misiones del FMI no deben implicar señalamientos políticos o de medidas económicas.

Pero para sellar un pacto con el FMI, debería permitir el ingreso de las misiones de monitoreo que ahora se discuten.

Boudou anunció que las conversaciones continuarán el 7 de noviembre en Escocia, en el marco de la reunión de ministros de Economía del G-20.

Un acuerdo con el FMI permitiría a Argentina lograr una salida para la deuda impaga con el Club de París -el foro que reúne a acreedores oficiales y países deudores- y podría ayudar a que bajen las tasas de interés, tal como reclaman los inversores internacionales.

Pero un nuevo pacto también podría aportar un beneficio político al organismo financiero.

"Sería una reivindicación, como el regreso del hijo pródigo", señaló a BBC Mundo Osvaldo Cado, analista de la consultora financiera Prefinex, cuando aparecieron las primeras señales de un acercamiento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.