Goldman Sachs sigue ganando

Logotipo de Goldman Sachs
Image caption El banco de inversión fue rescatado con dinero de los contribuyentes de Estados Unidos.

El banco estadounidense Goldman Sachs anunció este jueves ganancias de US$3.190 en el tercer trimestre del año.

La entidad financiera había ganado US$3.500 millones en el segundo trimestre, y pudo saldar la deuda con el gobierno federal, que lo había salvado del colapso.

Pero además de sus beneficios, lo que también genera expectativas son las bonificaciones para los ejecutivos de la firma, que serán anunciadas a final de año.

El gobierno de Estados Unidos, que tuvo que acudir en rescate de varias instituciones financieras, advirtió a los bancos para que los pagos compensatorios no vuelvan a alcanzar los altos niveles de antes de la crisis.

Las cuantiosas compensaciones para los ejecutivos de instituciones respaldadas por el plan de estímulo del gobierno fueron una fuente de indignación pública.

Por otra parte, otro importante grupo financiero estadounidense, Citigroup, reveló el jueves sus estados financieros para el tercer trimestre de 2009, anunciando una ganancia de US$101 millones.

Signos de reanimación

El mercado bursátil de Nueva York terminó el jueves con un modesto repunte, un día después de que su índice más importante, el Dow Jones, hubiese cerrado con un alza récord en más de un año.

Siguiendo la subida de valores del miércoles en Estados Unidos, los mercados asiáticos alcanzaron el jueves su punto más alto en catorce meses.

El índice Nikkei japonés subió un 1,8%, después de la tercera jornada consecutiva de alzas que en Asia cerraron con los valores más altos desde agosto del año pasado.

Los analistas indican, empero, que la economía más grande del planeta tiene un largo camino por recorrer y todavía no está muy claro si la recuperación que las diferentes cifras sugieren podrá sostenerse en el tiempo.

Michelle Fleury, corresponsal de BBC en Nueva York, recuerda que un año atrás los bancos más grandes estaban luchando contra la pérdida enorme de créditos y el gobierno de Estados Unidos estaba haciendo lo mejor que podía para evitar el colapso financiero.

Contenido relacionado