Cómo competir con un dólar débil

Buque carguero en puerto
Image caption Las exportaciones colombianas se han resentido por la caída del dólar estadounidense.

La devaluación del dólar estadounidense frente a monedas como el euro, el yen y el yuan tiene en jaque a muchos exportadores de América Latina, que han perdido competitividad frente a los vendedores de otras zonas del mundo.

"Uno de los mayores competidores de los exportadores latinoamericanos es China, teniendo en cuenta que cada vez es mayor el número de bienes transables", le dice a BBC Mundo Jorge Iván González, director del Centro de Investigaciones para el Desarrollo, CID, de la Universidad Nacional de Colombia.

Participe: ¿Se acerca el fin del dólar?

Al recibir menos moneda local por los dólares que les pagan a cambio de lo que exportan, muchos empresarios tienen que despedir empleados para ahorrar costos y recuperar parte de la competitividad perdida, dicen otros analistas consultados por BBC Mundo.

En Colombia, por ejemplo, solo los exportadores de flores y confecciones ya han despedido a unos 40.000 trabajadores en los últimos meses, pues el dólar está al mismo precio de hace diez años. Y lo peor es que los empresarios han dicho que puede haber más despidos en el futuro.

Todo se debe a que la devaluación de la moneda de Estados Unidos ha hecho que los ingresos en dólares de los colombianos ni siquiera compensen la tasa de inflación acumulada en la última década.

Otros países afectados especialmente por la devaluación del dólar son Chile y Perú, subraya el economista Carlos Martínez, director del observatorio de economía internacional de la Universidad Nacional de Colombia.

Competitividad

¿Se puede ser más competitivo en esas circunstancias? La respuesta no es fácil, porque muchos países de América Latina ya flexibilizaron sus políticas laborales y no tienen cómo ahorrar más costos.

Sin embargo, quedan otras alternativas, de índole monetaria que, sin embargo, son complejas de adoptar.

González sostiene que llegó la hora de pensar en la creación de una moneda mundial que reemplace al dólar y agrega que países como Colombia deberían aprovechar para importar, a buenos precios, maquinaria y equipos del exterior.

Mauricio Reina, un investigador del centro de estudios económicos Fedesarrollo, y quien fue viceministro de comercio exterior en Colombia, declara a BBC Mundo que en lugar de una moneda única los países podrían crear canastas de monedas para su comercio exterior, donde además del dólar estén el euro y otras divisas fuertes.

Y el profesor Carlos Martínez señala que también se puede ser competitivos si se exploran fórmulas de pago que ya están dando resultados en algunas zonas de América Latina.

Martínez le explica a BBC Mundo que no es descabellado crear una moneda regional, o llegar a acuerdos para negociar pagos en monedas locales, como ya lo están haciendo Argentina y Brasil.

Sin embargo, Martínez admite que "a Colombia la devaluación del dólar la afecta especialmente porque el país se aisló de sus vecinos en momentos en que surgen mecanismos de integración regional como el Banco del Sur y la Alternativa Bolivariana para las Américas, Alba".

Depende de China

Image caption Expertos estiman que la suerte del dólar puede estar en manos de China.

La esperanza de muchos exportadores es que el dólar deje de caer, pero eso no parece muy probable en el corto plazo, en momentos en que la economía de China gana más espacio en el mundo.

El gobierno colombiano ha dicho que está abierto para evaluar "todas las propuestas" para frenar el desplome del dólar frente al peso, pero los expertos dicen que el margen de maniobra es muy estrecho.

Jorge Iván González considera que el gobierno debería adoptar un estricto control de cambios, para evitar la entrada de más dólares.

Pero el gobierno ni las autoridades económicas de Colombia parecerían estar inclinadas por adoptar ese tipo de medidas y evalúan otras, como nuevas reducciones de las tasas de interés y la compra de dólares para ingresar a las reservas internacionales.

No obstante, ese tipo de medidas siguen siendo marginales frente a lo que pueden hacer grandes economías como la china, que tienen en su poder inmensas cantidades de dólares.

"Lo peor de todo, dice González, es que dos terceras partes de los dólares emitidos por la Reserva Federal de Estados Unidos están por fuera de ese país", señala González.

Y Reina concluye que buena parte de la suerte del dólar está en manos de China, pues "allí está la cuarta parte de los huevos de la economía de Estados Unidos".

Por todo lo anterior, es probable que muchos exportadores sigan en jaque, pues recuperar la competividad no es una tarea que está a la vuelta de la esquina.

Contenido relacionado