Argentina y Chile en acuerdo "histórico"

Histórico". Así definieron las mandatarias de Argentina y Chile, Cristina Fernández de Kirchner y Michelle Bachelet, respectivamente, el Tratado de Integración y Cooperación que firmaron este viernes, durante una visita de la presidenta argentina al país transandino.

Image caption El tratado que firmarán las jefas de Estado profundiza el acuerdo de paz de 1984.

Como señal de la importancia simbólica que se le dio al acuerdo, la ceremonia de la firma se realizó en la comuna de Maipú, el lugar donde en 1818 José de San Martín y Bernardo O’Higgins sellaron con un abrazo la derrota de las tropas españolas, que consolidó la independencia de Argentina y Chile.

El pacto se da en el marco del relanzamiento de las relaciones bilaterales, al cumplirse 30 años del Conflicto del Canal de Beagle, la disputa territorial que casi lleva a las naciones vecinas a la guerra en 1978.

El Tratado de Integración y Cooperación que firmaron las jefas de Estado profundiza el acuerdo de paz que los países firmaron en 1984, para poner fin a ese conflicto.

“Es el primer tratado de esa categoría que se firma entre dos países de la América Latina, y la verdad es que demuestra cómo dos democracias, dos gobiernos pueden avanzar fuertemente pensando que compartimos la segunda frontera más larga del mundo”, afirmó Bachelet.

En tanto, Fernández coincidió con la trascendencia del acuerdo y destacó la importancia de la “asociación estratégica” con Chile, además de resaltar el “momento óptimo” por el que atraviesa la relación bilateral.

Cooperación

El tratado que firmaron las mandatarias abarca una amplia serie de acuerdos de cooperación en materia económica, social, cultural, científica y educativa.

El convenio prevé la creación de una fuerza de paz conjunta y un acuerdo para el pago recíproco de jubilaciones.

También sienta las bases para un posible acuerdo de libre circulación por las fronteras, algo que se explorará con la creación de un grupo especial de trabajo.

Uno de los puntos más destacados es el proyecto para crear un tren transandino, que formará parte del llamado Corredor Bioceánico, una iniciativa privada que busca unir los principales centros comerciales del Cono Sur.

Lea: Atlántico y Pacífico unidos por tren

Según Fernández, la obra para crear un túnel de baja altura que una a Argentina y Chile -un proyecto que ha sido declarado de interés nacional por ambos gobiernos- es “emblemática” de la relación entre los países vecinos.

“El día que podamos perforar esa cordillera creo que definitivamente habrán quedado atrás fantasmas que nunca más volverán y seguramente además servirá la amistad y la relación para dar más crecimiento a nuestras economías y más desarrollo a nuestras sociedades”, afirmó desde Chile la mandataria argentina.

Vínculo energético

Pero, más allá de la retórica y de los acuerdos de cooperación, hay quienes relativizan el acercamiento entre Argentina y Chile.

Según el analista internacional Jorge Castro, la relación entre ambos países cambió sustancialmente luego de que Argentina quebrara el acuerdo que tenía con su país vecino para proveerla de gas natural.

“Cuando Argentina comenzó a incumplir la provisión de gas durante el gobierno anterior de Néstor Kirchner, Chile modificó su matriz energética y eso implicó la desaparición del principal vínculo de integración entre ambos países”, le dijo a BBC Mundo.

Hace poco, la presidenta Bachelet inauguró la planta de gas natural de Quintero, que abastece la zona central de Chile y que le permitió al país independizarse de las importaciones argentinas.

Por eso, para Castro, los acuerdos firmados durante la visita de Fernández son “elementos menores” al lado del histórico vínculo energético que acaba de romperse.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.