Venezuela/Brasil: refinería binacional

Los gobiernos de Brasil y Venezuela suscribieron este viernes un total de 15 acuerdos de cooperación, entre ellos un esperado compromiso para incorporar a Petróleos de Venezuela (PDVSA) como accionista en la refinería Abreu e Lima en el estado brasileño de Pernambuco.

Image caption Los gobiernos de Brasil y Venezuela suscribieron un total de 15 acuerdos de cooperación.

Esta firma supone la constitución de la empresa que construirá y operará un proyecto durante años aplazado debido a titubeos brasileños.

La refinería tendrá una capacidad de producción de 230.000 barriles de crudo diarios y podría estar en funcionamiento dentro de dos años, informó el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

El mandatario brasileño acudió al país acompañado de Dilma Rouseff, ministra de la Presidencia y candidata de Lula a las elecciones de este año, de quien el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo haber quedado "prendado de su visión integracionista".

El proyecto

Por falta de acuerdo con el país caribeño, Brasil inició las obras de la nueva refinería por su cuenta. Pero ahora PDVSA contará con una participación accionaria del 40%, mientras la brasileña Petrobrás ostentará el 60% restante.

La planta procesará por partes iguales petróleo venezolano extraído de la Faja Petrolífera del Orinoco y petróleo brasileño para convertirlo en diesel.

La ubicación de las instalaciones, en el complejo industrial portuario de Suape en Pernambuco, se escogió por su idoneidad estratégica. Primero porque se trata del estado con el segundo mayor nivel de consumo de combustible al noreste de Brasil, y segundo por la viabilidad de construirla con una salida al Océano Atlántico.

El complejo ocupará un total de 13.500 hectáreas y requerirá una inversión total superior a los US$10.000 millones, informaron los responsables del proyecto.

La visita

Los dos mandatarios iniciaron la cita de este viernes con un recorrido en una todoterreno por los campos de soja de la región oriental venezolana de El Tigre, al norte del Orinoco, donde participaron de la cosecha subidos a una máquina recolectora.

Brasil y Venezuela han estado trabajando conjuntamente en la producción de este cereal con ánimo de revertir la dependencia venezolana de las importaciones y garantizar su soberanía alimentaria.

En este sentido, ambos gobiernos, suscribieron convenios para desarrollar la inversión y comercialización de alimentos en Venezuela.

La mayoría de los 15 acuerdos alcanzados este viernes fueron de tipo energético, pero también se firmaron planes de desarrollo turístico, deportivo y destinados a potenciar la industrialización de la televisión digital terrestre en Venezuela.

"Vamos a abordar juntos la construcción de millones de televisores que se van a necesitar, y teléfonos celulares", informó Chávez.

Mercosur

Durante la visita, el presidente venezolano expresó su satisfacción por la aprobación el jueves de la entrada de Venezuela al Mercosur por parte de la comisión de exteriores de la cámara alta brasileña.

"Pronto se aprobará en la plenaria y estamos seguros de que dentro de poco el Congreso de Paraguay también lo aprobará", dijo el presidente, quien añadió que "es beneficioso para todos, Mercosur se va a convertir en un polo de poder económico".

La entrada venezolana al Mercosur ha sido origen de un intenso debate en el seno del gobierno brasileño, donde la oposición cuestiona la legitimidad democrática del gobierno de Hugo Chávez.

Cuestionamientos que Chávez negó alegando que Venezuela es "un país en plena democracia (…) donde hay libertad de expresión y donde nadie creerá estos cuentos del dictador Chávez, de la persecución contra periodistas".

Honduras

Entretanto, el presidente brasileño aprovechaba la ocasión para manifestar su satisfacción por el acuerdo alcanzado recientemente en Honduras, que busca poner fin a la crisis iniciada el pasado mes de junio con el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

"Hubo un acuerdo y espero que sea cumplido. Creo que terminará bien", expresó Lula antes de regresar a su país.

La próxima cita entre Lula y Chávez está prevista para finales de enero en la ciudad brasileña de Boa Vista.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.