La producción china pisa el acelerador

Operario chino.
Image caption Según los expertos, el consumo y las exportaciones serán claves en la recuperación china.

Según un estudio, el sector manufacturero chino creció en octubre al ritmo más rápido de los últimos de 18 meses, una muestra más de la recuperación de la economía china, cuya tasa de crecimiento interanual entre julio y septiembre se situó en un 8,9%.

La aceleración en la producción industrial se reflejó, de acuerdo con los analistas, en el índice de los "jefes de compras" -dato oficial que mide la cantidad de productos comprados por las empresas-, que en septiembre pasó del 54,3 al 55,2.

Dentro de este índice, según los expertos, cualquier cifra superior a 50 señala un aumento de la producción manufacturera.

En el mismo periodo, la mayor parte de las grandes economías apenas mostraron signos de mejora.

En cambio, en China, octubre fue el octavo mes consecutivo de crecimiento después de un periodo de contracción que "sólo" duró seis meses.

Predicciones

"Estos datos muestran que el crecimiento económico chino será más rápido en el futuro", apuntó ZhangLigun, economista en el Centro de Investigación y Desarrollo del Consejo de Estado.

De acuerdo con Zhang, la economía del gigante asiático podría crecer un 9,5% en el último trimestre de este año.

Parte de la rápida recuperación económica china se debió a los paquetes de ayuda del gobierno, similares a los implementados por la mayoría de países occidentales.

A finales de 2008, Pekín anunció un plan de estímulo de cuatro billones de yuanes (alrededor de US$586.000 millones).

Una de las medidas adoptadas por el gobierno fue el aumento del gasto en infraestructuras como ferrocarriles y carreteras con el objetivo de mantener a flote la economía local mientras las exportaciones se deterioraban.

Recuperación impresionante

"La recuperación china está siendo impresionante, pero es muy dependiente de las inversiones directas del gobierno", apuntó BrianJackson, del RoyalBank de Canadá en Hong Kong.

Sin embargo, los economistas creen que incluso sin la ayuda estatal, la economía china gozaría en estos momentos de un buen ritmo de crecimiento.

"La demanda externa será una fuente de recuperación adicional en los meses próximos", aseguró Jackson.

Por otro lado, el gobierno podría comenzar a retirar sus estímulos a partir de principios de 2010.

"Si la inversión pública se modera en los meses venideros, la inversión privada real, el consumo y las exportaciones deberán tomar la iniciativa en la economía china", sugirió JingUlrich, del banco JPMorgan.

Si bien los datos chinos son los más esperanzadores de cara al fin de la crisis económica, las cifras publicadas la semana pasada confirmaron que el crecimiento interanual de la economía estadounidense entre julio y septiembre fue de un 3,5%, su primer dato positivo en más de un año.

Por otro lado, algunas de las principales economías del mundo como Alemania, Francia y Japón también regresaron al crecimiento entre abril y junio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.