General Motors ya no quiere vender Opel

El gigante automotriz General Motors (GM) anunció este martes que canceló sus planes de vender su filial europea Opel, así como su marca británica Vauxhall.

Image caption GM ya no quiere vender Opel debido a "una mejora en el ambiente empresarial".

La compañía estadounidense explicó en un comunicado que la junta había tomado la decisión debido a "una mejora en el ambiente empresarial para GM en los recientes meses".

GM había acordado vender Opel y Vauxhall a la firma canadiense de autopartes Magna.

Este acuerdo contaba con el aval del gobierno alemán, que había prometido US$6.700 millones en préstamos.

Pero GM indicó también que llegó a esta decisión por la importancia que Opel y Vauxhall tienen en su estrategia global.

Y agregó que "iniciará una seria reestructuración de sus operaciones" y buscará ayuda del gobierno alemán, así como de otros estados europeos.

Sin embargo, es probable que esta decisión genere mucho descontento en Europa, donde la venta de Opel se había estado planificando por meses.

GM primero anunció en marzo que deseaba vender Opel y Vauxhall, para luego acordar venderlos a Magna en septiembre.

Ayuda gubernamental

La decisión de la automotriz de desprenderse de sus principales filiales en Europa se tomó luego que fuera forzada a anunciar una pérdida de US$30.900 millones en 2008, debido a la drástica caída de sus ventas por causa de la recesión global.

Pero, luego de recibir ayuda financiera del gobierno de Estados Unidos, y tras un breve período de protección por bancarrota en junio y julio de este año, GM consiguió desde entonces mejorar relativamente su situación.

Y es en este contexto que ahora quiere retener Opel y Vauxhall.

Opel emplea un total de 54.000 trabajadores en toda Europa, de los cuales 25.000 están en Alemania.

En el Reino Unido, su marca Vauxhall emplea a unas 5.500 personas en sus plantas de Luton y Ellesmere Port.

"Es un cambio repentino por parte de GM, que ahora asegura que Opel y Vauxhall son demasiado importantes para su estrategia global como para desprenderse de ellos", observa la corresponsal de la BBC Caroline Hepker.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.