Denuncian los "otros" paraísos fiscales

Dólares.
Image caption En el tercer mundo, la evasión de impuestos equivale a 10 veces la ayuda para el desarrollo recibida.

La crisis económica puso a los paraísos fiscales en el punto de mira de las potencias económicas. Sin embargo, meses después de la cumbre del G20, el debate sobre cuáles son estos lugares sigue abierto. La ONG británica Red de Justicia Social (TJN, por sus siglas en inglés) propuso una "lista negra" alternativa.

La opacidad que envuelve a las operaciones económicas en ciertos lugares del mundo fue señalada como una de las causas de la crisis.

Se estima que los paraísos fiscales dan cobijo a cerca de US$11,5 billones y que los gobiernos de todo el mundo dejan de recaudar alrededor de US$250.000 millones de impuestos a causa de esta situación.

En este sentido, tras la cumbre del G20 en Londres los líderes mundiales anunciaron el "fin de la era del secreto bancario".

"Lista negra" alternativa

Poco después, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó su "lista negra" de paraísos fiscales y anunció un endurecimiento de las medidas contra los países que la integran.

Sin embargo, muchos consideran que esas medidas fueron insuficientes y la polémica en torno a los criterios que definen un paraíso fiscal sigue abierta.

En este contexto, TJN publicó un ránking de la opacidad financiera de los estados, una especie de "lista negra" alternativa a la de la OCDE.

Las diferencias respecto a la "lista oficial" son sorprendentes.

Para TJN, el primer puesto lo ocupa el pequeño estado estadounidense de Delaware, en la costa este, donde tienen su sede la mitad de las compañías que cotizan en Wall Street.

Le siguen, por este orden, Luxemburgo, Suiza y la City de Londres, el distrito financiero de la capital británica.

Algunos países latinoamericanos como Panamá, en el puesto 19, Uruguay, en el 30, y Costa Rica, en el 34, también figuran en la lista.

Otros criterios

Para la OCDE, tener un nivel nivel de impuestos "cero" o muy bajo y la ausencia de transparencia e información sobre las operaciones financieras son algunas de las condiciones para que un lugar sea considerado paraíso fiscal.

TJN, en cambio, maneja criterios diferentes. Uno, cualitativo, trata de medir el nivel de opacidad en las leyes de los países. El otro, cuantitativo, se fija en el peso de la economía de cada estado a nivel mundial.

Por esta razón, el índice elaborado por la ONG sitúa a países con economías "fuertes" como Holanda, Bélgica, Irlanda, Austria o la misma City de Londres, por delante de paraísos fiscales "tradicionales" –con una mayor opacidad- como Bahamas o las Islas Caimán.

"Los principales proveedores de opacidad financiera no son las pequeñas islas soleadas, sino naciones ricas que en sus propios territorios tienen espacios de opacidad", aseguró la ONG.

Responsabilidades políticas

En este sentido, el estudio subraya la responsabilidad de los países ricos en esta cuestión.

"Con tantos estados europeos que funcionan como jurisdicciones opacas, la Unión Europea tiene una gran responsabilidad en la lucha contra este problema, como también la tiene Estados Unidos", apunta el informe.

Por otro lado, TJN critica la "laxitud" de las normas de la OCDE, que permiten a los países abandonar su lista negra sin apenas reformas en el sistema.

Sólo un día después de la publicación de la lista del organismo internacional, Uruguay, Costa Rica, Filipinas y Malasia salieron de la lista negra, simplemente, por haberse comprometido a intercambiar información fiscal.

"Estas economías tienen todavía un largo camino que recorrer para llegar a la transparencia financiera", sugiere TJN.

"Los llamados paraísos fiscales, han funcionado antes y después de Londres como una cortina de humo para ocultar la incapacidad de los gobernantes del G-20 para acordar alguna medida concreta para la regulación de los mercados financieros globales. Esta banca en la sombra sigue gozando de muy buena salud", apuntó recientemente a BBC Mundo el economista español Juan Hernández Vigueras, miembro de la ONG TJN.

Contenido relacionado