Opel, de huelga tras fracasar compra

Trabajadores de Opel en huelga
Image caption Los trabajadores de Opel en Alemania temen por sus puestos.

Miles de trabajadores de la automotriz Opel en Alemania realizan este jueves un paro en protesta contra la decisión de la empresa matriz General Motors (GM) de no vender sus operaciones en Europa.

El cambio en las intenciones de GM ocurrió a sólo días de un acuerdo para vender la mayoría de las acciones de Opel y de la británica Vauxhall al fabricante de repuestos automotrices Magna, de Canadá, y al banco ruso Sberbank.

El convenio contemplaba que los 25.000 empleados de Opel en Alemania no enfrentarían la amenaza del cierre de fábricas. El sindicato de trabajadores teme ahora que GM cerrará plantas alemanas y cortará más empleos.

Según el corresponsal de la BBC en Alemnia, Steve Rosberg, el paro afecta las cuatro fábricas que tiene la automotriz en el país.

La producción se verá interrumpida por varias horas mientras los empleados participan en protestas frente a las instalaciones de la compañía, cuya sede central se encuentra en Ruesselsheim.

Malestar

El corresponsal de la BBC afirma que hay un considerable malestar por la decisión de la automotriz estadounidense GM de no vender sus operaciones europeas a Magna.

Image caption GM estará eliminando unos 10.000 empleos en Europa.

El acuerdo hubiera garantizado la supervivencia de las cuatro fábricas y del 80% del personal.

GM no ha aclarado cuáles son sus planes. Lo que sí anunció es que recortará unos 10.000 empleos en Europa como parte de su reestructuración, aunque no mencionó si cerrará fábricas.

Los trabajadores en Alemania se sienten engañados por el gigante automotriz de Estados Unidos.

"Nos llevaron a todos de la nariz", se quejó Michael Kleinman, un empleado de la fábrica de Opel en Ruesselsheim. "No están interesados en el destino de los individuos".

Sin embargo, los trabajadores de las otras plantas de GM en el Reino Unido y Polonia recibieron con beneplácito la decisión de la compañía.

"El futuro es incierto, pero nuestro temor es menor", expresó Misorlaw Rzezniczek, del sindicato Solidaridad de la fábrica en la localidad polaca de Gliwice.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.