Dimite el director ejecutivo de GM

Fritz Henderson, ex director ejecutivo de General Motors
Image caption Henderson lideró la compañía desde marzo de 2009.

El gigante automotriz General Motors (GM) anunció la renuncia de su director ejecutivo, Fritz Henderson, que estuvo al frente de la compañía desde marzo de este año.

El actual presidente del consejo de administración, Ed Whitacre Jr, le reemplazará de manera interina.

Henderson, también presidente de la firma, lideró a la compañía cuando ésta salió de la bancarrota en julio, después de crear "una nueva GM" más pequeña, con menos empleados, de capital casi en tu totalidad estatal y que sólo fabrica cuatro marcas.

Entonces denominó este cambio como "una nueva era". Sin embargo, las cifras económicas de noviembre revelaron que la compañía había sufrido unas pérdidas netas de US$1.150 millones desde el nacimiento de esa "renovada" GM.

"Pagar a los contribuyentes"

En una declaración hecha por la empresa, Whitcare alabó el "extraordinario trabajo (de Henderson) liderando a la compañía en mitad de un periodo sin precedentes de desafíos y cambios".

El nuevo director ejecutivo aseguró a los empleados, concesionarios, proveedores, sindicatos y clientes que ahora la compañía se centrará en "volver a la rentabilidad y a pagar a los contribuyentes estadounidenses y canadienses lo antes posible", en alusión a los multimillonarios pagos hechos a GM a modo de planes de rescate gubernamentales.

Por su parte, la Casa Blanca negó haber tenido nada que ver con la renuncia de Henderson.

"Esta decisión la ha tomado sólo el consejo de administración. La administración (de Barack Obama) no estuvo involucrada en la decisión", dijo un vocero del gobierno de Estados Unidos.

En marzo, el presidente Obama pidió la renuncia de Rick Wagoner, el anterior director ejecutivo, quien había dirigido la compañía desde 2000.

El destino de Saab

Image caption GM busca comprador para la marca sueca de autos Saab.

La firma también debatió el destino de su marca sueca de autos Saab durante la última junta de su consejo de administración.

GM dijo que es urgente encontrar compradores potenciales, por lo que evaluará las ofertas presentadas hasta ahora en una reunión a finales de diciembre.

Las negociaciones fallidas con el grupo sueco Koenigsegg Automotive supusieron el tercer intento frustrado del año de vender Saab, que tiene una plantilla de 4.500 empleados.

Estas no fueron las únicas malas noticias para GM. Este martes, la automotriz anunció que la venta de sus vehículos en noviembre cayó un 2,2% en EE.UU. con respecto al año pasado.

Además, la semana pasada el consejero delegado de GM en Europa, Nick Reilly, confirmó que se eliminarán 9.000 puestos de trabajo en ese continente como parte de un plan de reestructuración de las marcas Opel y Vauxhall.

El periodista de la BBC Theo Leggett informó que el propósito de GM es reducir su capacidad operativa en Europa en el 20%.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.