Policía brasileña, "la más peligrosa"

Un policía en favela de Río
Image caption Los críticos aseguraron que los agentes policiales operan con frecuencia fuera de la ley.

El grupo de derechos humanos Human Right Watch (HRW por sus siglas en inglés) ha acusado a la policía de las dos mayores ciudades de Brasil de recurrir -de forma rutinaria- a la fuerza letal y con frecuencia a la ejecución de sospechosos.

Según HRW, la policía ha asesinado a más de 11.000 personas desde 2003 en Río de Janeiro y Sao Paulo.

Los críticos aseguraron que los agentes policiales operan con frecuencia fuera de la ley, encubriendo sus acciones como legítima defensa.

Los datos fueron dados a conocer por la organización tras una investigación de dos años y decenas de casos en ambas ciudades.

Tras el anuncio de que será en Brasil en donde se llevarán a cabo el Mundial de Futbol y los Juegos Olímpicos en los próximos años, las cuestiones de seguridad están siendo objeto de cuidadoso escrutinio.

"Ejecuciones extrajudicales"

En el informe, HRW reconoce los problemas a los que se enfrentan las autoridades al hacer frente a bandas violentas de narcotraficantes.

Sin embargo, la organización humanitaria reportó que en 51 de los casos examinados se encontraron "evidencias creíbles" de que la policía ejecutó a las víctimas y las reportó como si hubieran muerto durante tiroteos tras resistirse al arresto.

Las autopsias mostraron que 17 de las víctimas recibieron disparos a quemarropa.

Entre las policías de ambas ciudades mataron a más de 1.500 personas en 2008, un número significativamente más alto que el mismo número para toda Sudáfrica, un país con tasas de homicidio muy superiores a las de las urbes brasileñas.

"Las cifras en sí son alarmantes. Una cantidad significativa de estas muertes fueron ejecuciones extrajudiciales", dijo el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco, en una rueda de prensa en la que presentó un informe que detalla los "recurrentes" excesos cometidos por los policías de las dos mayores ciudades de Brasil.

Recomendación

Image caption El gobernador de Río de Janeiro aseguró que estudiará el informe y dará una respuesta.

El corresponsal de la BBC en Sao Paulo, Gary Duffy, aseguró que "en el último año, las autoridades han impulsado un nuevo estilo de policía comunitaria que ha sido adoptada en algunas favelas o barrios de periferia, pero los críticos aseguran que necesitan ser mucho más extensivas".

Como principal recomendación, Human Rights Watch llamó a la creación de unidades especializadas dentro de las oficinas de fiscalías estatales que investiguen supuestos homicidios policiales y lleven a los agentes ante la justicia.

HRW también recomendó que la policía notifique a las fiscalías sobre homicidios inmediatamente.

Tras el informe, Vivanco aseguró haber entregado una copia del informe al gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, quien se mostró "receptivo" a estudiarlo e invitó a HRW a mantener una reunión entre enero y febrero para analizar la posible implementación de medidas en la región, que se destaca como la más violenta de Brasil.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.