Kioto todavía no salda sus deudas

Sequía en Etiopía
Image caption Los países en desarrollo aún siguen esperando.

Un fondo de la Organización de la Naciones Unidas establecido para ayudar a los países pobres a lidiar con el cambio climático aún no ha hecho entrega de ni un sólo centavo, según una investigación de la BBC.

En 2001, los signatarios del Protocolo de Kioto decidieron establecer el Fondo de Adaptación para transferir dinero a los países más vulnerables al cambio climático.

Pero organizar la estructura y contratar el personal para el Fondo se demoró tanto que recién logró establecerse en diciembre de 2007.

Según el Banco Mundial, en la cuenta del fondo hay unos US$33,7 millones.

Los informes más recientes de las cuentas del Fondo de Adaptación demuestran que ningún proyecto ha recibido dinero de su parte. Sin embargo, ya se han gastado US$7 millones en establecer el programa y en gastos administrativos.

"Sabíamos que iba a tomar tiempo, pero nadie esperaba que tomase ocho años", le dijo a la BBC Artur Runge-Metzger, principal negociador climático de la Comisión Europea.

Demoras

Marcia Levaggi, directora general del Fondo, dice que la demorada es justificada.

"Se necesita tiempo para establecer estructuras adecuadas. En algún sentido, todavía estamos trabajando en eso".

La funcionaria explicó que el Fondo tiene previsto comenzar a distribuir el dinero a mediados de 2010.

El dinero está controlado por representantes de los países en desarrollo, algo que Levaggi calificó de "único".

Otros programas similares, por ejemplo, están en manos de los países industrializados.

"El Fondo de Adaptación es una gran victoria para los países en desarrollo", dijo Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la convención de la ONU.

La idea es que los países pobres amenazados por el cambio climático tengan "acceso directo" al dinero del Fondo en vez de depender de las grandes instituciones globales para conseguir financiación.

Por esta razón, Benito Muller, del Instituto de Estudios Energéticos de Oxford lo describe como un "monstruo muy particular".

De todos modos, la suma de dinero acumulada por el Fondo no es suficiente para todos los países amenazados por el calentamiento global.

La Alianza de Pequeñas Islas Estado quiere que se establezca un nuevo Fondo de Adaptación.

Bajo amenaza

Image caption El Fondo está destinado a ayudar a los países más pobres a mitigar las consecuencias del cambio climático.

El Fondo obtiene su dinero de un impuesto del 2% de la venta de créditos de carbono que produce el Mecanismo de Desarrollos Limpios de la ONU (MDL).

Podría llegar a recaudar otros US$65 millones si vende los créditos que le quedan, según un cálculo de la BBC basado en el precio actual del carbono en el mercado.

Cualquier acuerdo alcanzado en Copenhague podría significar un aumento en el precio del carbono y un aumento en la demanda de los permisos de carbono generados por el MDL.

Si eso sucede, la ONU estima que el Fondo puede recibir cerca de US$5.000 millones.

Pero como el Fondo aún no financiado ningún proyecto, muchos en Copenhague están debatiendo si habría que reemplazarlo.

"El Fondo está bajo amenaza porque mucha gente quiere deshacerse del Protocolo de Kioto", dice Benito Muller.

Para Levaggi, esto sería un error. "Muchos hablan de crear un Fondo de Adaptación nuevo. No creo que sea una buena idea cancelar todo el trabajo que ya se ha hecho".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.