Goldman Sachs no pagará bonos en metálico

Ejecutivos de Goldman Sachs
Image caption Los altos ejecutivos recibirán acciones, aunque la entidad no especificó cuántas.

El banco estadounidense Goldman Sachs dijo que sus 30 principales ejecutivos no recibirán ningún bono en metálico este año.

A cambio, la entidad les dará acciones de la compañía, que no podrán vender en al menos cinco años, como "incentivo" para que tomen sus decisiones pensando a largo plazo.

Esta decisión se anunció un día después de que el gobierno británico presentara un "super impuesto" que tasaría un 50% de los bonos que superen las 25.000 libras esterlinas (cerca de US$40.600).

Lea: "super impuesto" a banqueros británicos

El Ministerio de Economía de Francia también dijo que se está planteando tomar una medida similar, que iría en consonancia con los acuerdos de los miembros del G-20 al respecto, durante la pasada cumbre de Pittsburg (EE.UU.).

Demasiados riesgos

Goldman Sachs, uno de los mayores grupos de inversión del país, dijo que su nueva política de compensaciones evitará que sus empleados tomen decisiones demasiado arriesgadas para el sistema financiero global.

Además, voceros del banco comunicaron que el nuevo modelo "incentivará el comportamiento que vaya en el mejor interés del público y de los accionistas".

En caso de que los empleados premiados vuelvan a incurrir en decisiones demasiado riesgosas, la compañía podrá recuperar las acciones entregadas.

¿Cambia algo?

Sin embargo, en la práctica este cambio de política no supondrá una variación radical del sistema de bonos tradicional, explicó el corresponsal económico de la BBC Andrew Walker.

Los sueldos de ejecutivos de Goldman ya incluyen acciones, pero no las suelen vender rápidamente, dijo. Y el dinero en metálico sólo conforma el 20% del total en los bonos que reciben tradicionalmente.

Además, la entidad no aclaró cuántas acciones les pagará, y podrían ser criticados por el público si estas sumas resultan ser demasiado altas.

No obstante, Goldman ya tuvo que enfrentarse a fieras críticas cuando se supo que había gastado US$17.000 millones en bonos en los primeros trimestres de 2009, a pesar de haber recibido una ayuda gubernamental de US$10.000 millones.

El banco ya pagó su deuda con el Estado, aunque muchos todavía culpan a la entidad del colapso financiero que desembocó en una de las peores crisis económicas de la Historia.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.