China se ríe del mal tiempo

Trabajador en China
Image caption El crecimiento mayor se evidenció en las industrias pesadas.

La recuperación en China está ganando impulso, según los datos que se desprenden de las últimas cifras económicas dadas a conocer en ese país.

La producción industrial superó las expectativas para el mes de noviembre y también se registraron mejoras tras la repentina baja en las exportaciones.

La producción industrial en el mes de noviembre escaló hasta su posición más fuerte desde junio de 2007, al aumentar 19,2% en comparación con el año anterior.

En ese mes los precios al consumidor también mostraron un incremento de 0,6%, el primer repunte en diez meses.

Además, la caída en las exportaciones en noviembre fue de 1,2%, la cifra más baja de 2009, aunque analistas esperaban un aumento.

Entretanto, las importaciones repuntaron 26,7% en noviembre con respecto al año anterior. Esto significa que el excedente comercial –la diferencia entre importaciones y exportaciones- disminuyó al ubicarse en US$19.900 millones en comparación con los US$24.000 millones del mes de octubre.

Según el corresponsal de la BBC en Pekín, Chris Hogg, la economía china se ha recuperado más rápido y con más fortaleza que cualquier otra y las últimas cifras evidencian esa tendencia.

Dudas

Hogg señaló que el aumento en la producción industrial confirma lo que los empresarios han estado diciendo por varios meses, que sus clientes han estado reabasteciendo sus inventarios y la confianza está volviendo al mercado.

Image caption La producción industrial superó las expectativas para el mes de noviembre.

Sin embargo, aún existen dudas en torno a la estabilidad de la recuperación china, indicó nuestro corresponsal.

El sector de bienes raíces muestra señales de recalentamiento, así que el gobierno chino anunció medidas para tratar de calmarlo.

Al mismo tiempo, funcionarios chinos decidieron extender los subsidios impositivos para la compra de vehículos pequeños y aparatos lo que sugiere que algunos en China aún creen que el sector manufacturero necesita respaldo gubernamental.

A principios de la semana, el gobierno chino afirmó que mantendría su actual estímulo monetario y fiscal y se centró en tratar de incentivar la demanda doméstica.

El crecimiento mayor se evidenció en las industrias pesadas de carbón, acero, automóviles y generación de energía.

Hogg sostiene que aunque los precios al consumidor se incrementaron en noviembre el aumento fue pequeño y probablemente reflejó el incremento de los precios de los alimentos provocados a su vez por nevadas que destruyeron cosechas e interfirieron con el servicio de transporte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.