Indemnización millonaria por fuga tóxica

Refinería de BP en Texas
Image caption BP sostiene que no tuvo culpa en el incidente.

Un jurado en Estados Unidos ordenó a la firma British Petroleum (BP) el pago de US$100 millones en daños a diez trabajadores quienes alegaban que el escape de una sustancia tóxica en una refinería de petróleo les había hecho enfermar.

Cien empleados de la instalación petrolera cerca de Houston, Texas, fueron enviados al hospital en abril de 2007 cuando ocurrió el incidente, en el que una sustancia desconocida en el aire les generó trastornos.

Como informa el corresponsal de la BBC en Estados Unidos, Charles Scanlon, la fuente del escape tóxico nunca fue identificada.

Las agencias ambientales dijeron que no había evidencia de que la sustancia proviniese de la refinería.

Apelarán fallo

BP concluyó que la sustancia tóxica vino de afuera.

Pero, señala Scanlon, los abogados de los contratistas describieron a BP como un contaminador reiterativo y dijeron que el olor venía de una unidad de recuperación de sulfuro en la planta.

El jurado de Texas estuvo de acuerdo y le concedió compensaciones de US$10 millones a cada trabajador.

La empresa calificó el veredicto de injustificado e insufrible y anticipó que apelará el fallo.

Según indicó el abogado de los trabajadores, Tony Buzbee, en declaraciones citadas por la agencia Reuters, los trabajadores originalmente habían solicitado compensación de US$5.000 cada uno.

Cuando BP solo les ofreció US$500, decidideron acudir a los tribunales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.