Ecuador sufre "pérdidas millonarias"

Vista de la presa de Paute Dam, en Ecuador
Image caption El fuerte estiaje que soporta Ecuador agravó los problemas energéticos del país.

La crisis energética que afecta a Ecuador desde hace mes y medio aún se mantiene sin visos de una pronta solución. Mientras el gobierno intenta controlar la situación, sectores empresariales anunciaron este lunes que las pérdidas para el país por los apagones llegan a US$1.000 millones.

Al decretar la emergencia eléctrica a inicios de noviembre, a causa del fuerte estiaje que soporta el país, el presidente ecuatoriano Rafael Correa había dicho que en 10 días la crisis estaría controlada, lo cual no sucedió.

Semanas después, el mandatario ofreció que los apagones concluirían antes de Navidad. Sin embargo, el sábado pasado el jefe de Estado señaló que los cortes de luz podrían extenderse hasta febrero.

Lea: América Latina, ¿hacia una crisis energética?

Como pronto, en enero

"En el peor escenario estaríamos saliendo de los cortes el 12 de febrero, y en el mejor de los casos, el 15 de enero", dijo Correa, quien volvió a culpar a los anteriores gobiernos de no hacer inversiones para mejorar el parque energético del país.

El incumplimiento de los plazos anunciados por el gobierno para poner fin a los apagones en este año motivó al mandatario a pedir la renuncia al ministro de Electricidad, Esteban Albornoz.

Quito espera que en las próximas semanas se produzcan lluvias en la zona de la central hidroeléctrica de Paute, la más grande del país. Este fin de semana la presencia de lluvias permitió que la cota de la central subiera 10 metros, llegando a 1.982 metros sobre el nivel del mar, a tan sólo 11 metros de su nivel óptimo.

Sin embargo, las lluvias no son constantes, y las proyecciones meteorológicas hablan de inestabilidad en las condiciones climáticas en la zona de Paute para las próximas semanas.

Pero además de esperar las lluvias, el gobierno prevé que esta semana se reanude el suministro de energía por parte de Colombia de hasta 1.000 megavatios hora, y se efectúe la entrega de cinco millones de focos ahorradores donados por Venezuela.

Junto con ello, Ecuador continúa recibiendo 1.200 megavatios hora por parte de Perú.

De igual forma, el gobierno busca poner en funcionamiento lo antes posible varios equipos termoeléctricos adquiridos durante la crisis. Entre ellos constan siete turbinas de generación compradas a la empresa General Electric en Estados Unidos.

Y mientras se llevan adelante dichas acciones, este lunes la presidenta del Comité Empresarial Ecuatoriano, María Gloria Alarcón, dijo que en los primeros 45 días de los apagones las pérdidas para el país se estiman en US$1.000 millones, una cifra que la empresaria calificó como “conservadora”.

A expensas de las lluvias

Image caption El gobierno espera que llueva sobre la central hidroeléctrica de Paute, la más grande del país.

A decir del experto en temas eléctricos José Pileggi, la crisis energética que vive Ecuador refleja que el país aún está a expensas de la presencia de lluvias en la zona de Paute.

Esto se debe, según el experto, a que el gobierno se enfocó en grandes proyectos hidroeléctricos a largo plazo, descuidando los proyectos termoeléctricos que se encontraban operativos en el país.

Pileggi señaló que varias de las acciones adoptadas por la administración central para enfrentar la crisis han significado negociaciones en condiciones poco favorables para el país, y de allí que pidió que el Poder Ejecutivo transparente los gastos efectuados.

El experto dijo que el inicial anuncio del presidente Correa de que los apagones terminarían antes de Navidad fue un pronunciamiento político antes que técnico.

Según Pileggi, los cortes de luz en Ecuador podrían extenderse hasta finales de enero.

Esto, de acuerdo con el experto, siempre y cuando se cumpla una serie de condicionamientos, como la total instalación de los equipos termoeléctricos comprados por Ecuador en las últimas semanas, la recuperación de la generación térmica con la que ya contaba el país, y la continuación de los suministros de energía de Colombia y Perú.

En cualquier caso, el gobierno ha ofrecido que al menos durante los días de Navidad y Año Nuevo no habrá apagones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.