¿Qué pasa con el jefe de Air Comet?

Después del cierre de Air Comet ha caído un manto sobre la imagen del empresario español, Gerardo Díaz Ferrán, quien le echó la culpa a la crisis mientras comentaba que no hubiese comprado un billete de su compañía.

Image caption La quiebra de Air Comet puso en entredicho la gestión de Díaz Ferrán.

El empresario acaba de ser ratificado como presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), la principal agremiación de empresarios del país.

Esto ocurre pocos días después de que un juez británico ordenara el cierre de Air Comet por un impago de US$25 millones al banco alemán Nord Bank, lo que dejó no sólo a miles de personas varadas en el aeropuerto de Barajas en la víspera de Navidad, sino que abrió también las puertas del trastero de la aerolínea: deudas por más de US$150 millones que incluyen los ocho meses sin paga que han cumplido los empleados de Air Comet.

Lea: Pasajeros de Air Comet podrán volar

Durante la primera aparición pública Díaz Ferrán culpó a la crisis económica, al juez y señaló que “no hubiese elegido Air Comet para volar a ningún sitio” por las huelgas que últimamente se presentaban en la compañía.

“No ha sido la frase más apropiada pero detrás de ella hay una tendencia empresarial que no sólo es española: la potenciación de la economía de mercado en la que se supone que cada usuario debe hacerse responsable de sus decisiones económicas", comenta a BBC Mundo, Rogelio Menéndez, profesor de economía de empresa de la Universidad Carlos III.

"Lo lamentable es que muchos de los usuarios no disponen de la información ni de la formación para tomar decisiones motivadas. Para Díaz Ferrán es sencillo decirlo, el tenía toda la información”, agrega el académico.

Lea: "Navidad en Barajas"

Voto de confianza

El papel de Díaz Ferrán ha sido cuestionado duramente, en particular porque preside la CEOE, la patronal del sector en España.

El propio vicepresidente de la organización, Jesús Barcenas, ha afirmado que “si estuviera en la situación del presidente de la patronal, hubiera dimitido hace tiempo”.

“Las relaciones entre Ferrán y Barcenas no han sido muy fluidas. En cualquier caso sorprende la actuación de un empresario que es la cabeza visible de la mayor organización empresarial de España, el responsable de toda una organización de empresarios que tiene que comportarse como tal", explica a BBC Mundo Juan Monreal, catedrático de la Universidad de Murcia y experto en cultura empresarial.

"Ahí es cuando te preguntas: ¿dónde está la cultura empresarial? Estamos perplejos porque rompe con una evolución muy positiva del empresariado español”, añade.

A pesar de las voces que pedían su dimisión, la CEOE (prácticamente en su totalidad) ratificó la continuidad de Díaz Ferrán en la presidencia.

La patronal ha valorado, entre otros aspectos, su negativa en julio de firmar un acuerdo de diálogo social planteado por el gobierno y los sindicatos que, entre otros aspectos, planteaba un descuento de medio punto en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social (la CEOE pedía un descuento de cinco puntos).

La continuidad de Díaz Ferrán también se ha interpretado como un gesto solidario de la patronal frente a la crisis que afecta a muchos empresarios.

“Mucho me temo que Díaz Ferrán no es el único empresario español que está viviendo situaciones parecidas a la de Air Comet. El cierre de pymes (pequeñas y medianas empresas) es el pan nuestro de cada día en España”, señala Menéndez.

El empresariado

Image caption Muchos de los pasajeros que el cierre de Air Comet dejó en tierra son latinoamericanos.

A los empresarios españoles no se les puede criticar su dominio de idiomas o su falta de preparación como en otras épocas.

“Son empresarios muy profesionales, conscientes de que no vivimos en una economía cerrada sino abierta. La lucha desde las empresas es por ser más competitivas pero todavía falta mucha formación, la cualificación del capital humano. Es una de las causas de que la productividad española no haya crecido a los ritmos que se esperaba”, agrega Monreal.

El experto fue uno de los pioneros en España de términos como accountability (responsabilidad social de las empresas).

“En los años setenta era un término inédito en España. Hoy los empresarios españoles no cuestionan la responsabilidad social de la economía y de la empresa y cada vez más tienden a ejercerla. No obstante, aún quedan vacíos sobre todo entre el discurso y la realidad”.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.