México: nueva caída en las remesas

Casa de cambio.
Image caption Desde hace 13 meses los mexicanos de Estados Unidos están enviando menos dólares a su país.

Las remesas que envían los mexicanos que viven en el exterior cayeron nuevamente en los últimos meses de 2009. Esta vez la reducción fue de 14,4% para el mes de noviembre en comparación con la misma fecha de 2008, según informó el Banco de México.

Los envíos de dinero sumaron US$1.495 millones, la cifra más baja desde 2005 según el Banco Central.

El organismo reconoce que el declive de remesas acumula ya 13 meses consecutivos, y de acuerdo con especialistas es resultado de la crisis económica en Estados Unidos, que afectó sobre todo a los mexicanos indocumentados.

El sector de la construcción y los servicios no calificados en ese país registraron los mayores índices de desempleo, según datos del gobierno estadounidense.

En estas áreas es donde se concentra la mayoría de los inmigrantes latinos, especialmente mexicanos.

Las remesas, que provienen en su mayoría del vecino del norte, representan una de las principales fuentes de divisas para México junto con la exportación petrolera y el turismo, según datos del Banco de México.

Impacto en familias

La caída durante 13 meses en las remesas afectó a comunidades de varios estados, que desde hace décadas viven del dinero enviado por sus familiares desde el exterior, afirmó Rodolfo García Zamora, investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

"Las familias cambiaron su dieta, se redujo la oportunidad de acudir a la medicina privada, comprar tierras o mejorar sus viviendas", dijo en conversación con BBC Mundo.

El problema más grave ocurre en Zacatecas, Guanajuato y Jalisco, en el centro del país, así como en Guerrero, Oaxaca y Chiapas, al sureste.

Es una crisis que no se resolverá en el corto plazo, porque las expectativas de recuperación en la economía estadounidense son inciertas, añadió el especialista.

Las remesas podrían volver a su nivel máximo dentro de tres años, insistió García Zamora.

Sin salida

Durante los anteriores periodos de crisis económica, una alternativa para comunidades pobres de México fue la migración. Pero esta salida no existe por ahora, aseguró el analista.

Según el centro de estudios estadounidense Pew Hispanic Center, los latinos -sobre todo mexicanos- tienen el nivel más alto de desempleo en EE.UU.

No hay espacio para nuevos trabajadores, recordó García Zamora. "Hay crisis en México, hay crisis en Estados Unidos. Estamos atrapados sin salida".

Por lo pronto, las cifras oficiales abonan a este escenario. Hasta noviembre pasado el acumulado anual de remesas fue de US$19.621 millones, 16% menos que el año anterior, según informes del Banco de México.

Para 2010 analistas financieros esperan una recuperación de 5% en los envíos de divisas, insuficientes para compensar el declive registrado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.