Colombia, urgida por TLC con EE.UU.

Café colombiano
Image caption En total, las exportaciones de productos colombianos fueron de cerca de US$30.000 millones en 2009.

Colombia no salió tan mal librada por la caída de las exportaciones en América Latina en 2009, pero comenzó el 2010 con grandes incertidumbres frente a sus dos mercados más importantes, Estados Unidos y Venezuela, que a su turno son antagonistas.

Pese a la crisis económica y las tensiones políticas, en 2009 Estados Unidos compró el 38,5% de las exportaciones colombianas y Venezuela el 13,8%.

Por eso, como le dijo a BBC Mundo el profesor José Guillermo García, de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Colombia, el gobierno celebra que este país, con ventas cercanas a los US$30.000 millones, haya sido el menos impactado de América Latina por la caída de las exportaciones el año pasado, cuando el mundo seguía golpeado por la crisis económica.

Sin embargo, García anota que “Colombia tampoco es inmune, pues la reducción de las exportaciones fue cercana al 17% y la crisis sí nos afectó”.

Ahora la pregunta es qué pasará en 2010. Y ahí surgen previsiones encontradas.

El gobierno colombiano no oculta su urgencia porque el congreso de Estados Unidos le dé vía libre al Tratado de Libre Comercio (TLC), que fue firmado en 2006; y también quiere suscribir acuerdos similares con otros países, mientras que impulsa sectores exportadores estratégicos y busca nuevos mercados.

Pero ninguna de esas tareas es fácil ni da resultados a corto plazo, reconocen expertos consultados por BBC Mundo.

Más tratados de libre comercio

Al finalizar el 2010 el gobierno colombiano pretende tener 11 tratados de libre comercio firmados con 47 países, con acceso preferencial a más de 1.350 millones de consumidores, dijo recientemente el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata.

Por ahora, hay cuatro TLC en vigencia, dos más están pendientes de entrar en vigor (el de Estados Unidos y el del Triángulo Norte de Centroamérica) y otros dos (Canadá y EFTA) esperan algunos trámites legales.

El presidente Álvaro Uribe, cuyo mandato termina en agosto, no disimula su afán por lograr el TLC con Estados Unidos, un mercado al que muchos productos colombianos ingresan con cero arancel, gracias a un acuerdo de preferencias para los países andinos que luchan contra el narcotráfico y que fue renovado sólo hasta finales de 2010.

“No hay razones para que ese tratado (el TLC con Estados Unidos) se demore más”, se quejó este miércoles el presidente colombiano, al anunciar una reunión con congresistas estadounidenses, prevista para el sábado.

Uribe dice que su gobierno ha hecho suficientes méritos en derechos humanos y lucha contra el narcotráfico para que el Congreso de Estados Unidos –dominado por los demócratas- apruebe el TLC, como ya lo ha hecho con otros países.

¿Cero comercio con Venezuela?

Con Venezuela, el segundo comprador de productos colombianos, la incertidumbre de Colombia es mayor, teniendo en cuenta el anuncio del presidente Hugo Chávez de que se propone llevar a cero el comercio con su vecino.

El profesor José Guillermo García asegura que, ante el anuncio del gobierno de Venezuela, Colombia no ha hecho lo suficiente para buscar nuevos mercados ni para desarrollar nuevos frentes exportadores.

“Colombia empezó una estrategia con sectores de “talla mundial”, para buscar cooperación del sector publico y mejorar la competitividad, pero yo creo que el país ha sido un poco ingenuo en eso”, señaló García.

Según el profesor, las proyecciones que se están haciendo son a muy largo plazo, cuando ciertos sectores y mercados ya han podido cambiar sustancialmente.

Dificultades

Pedro Javier Díaz, presidente de la Asociación Colombiana de Comercio Exterior, Analdex, le dijo a BBC Mundo que “se está haciendo bien la tarea”.

Sin embargo, reconoció que los esfuerzos por sustituir mercados como el venezolano darán fruto “en uno o dos años”.

Díaz es más optimista en cuanto a Estados Unidos: “En 2010 esperamos la recuperación del mercado con ese país. Y a pesar de que todavía no tengamos el TLC, pues tenemos preferencias arancelarias”.

Lo cierto es que 2010 pone nuevamente en evidencia las dificultades de un país cuyas exportaciones van en buena parte sólo a dos destinos y que la diversificación de mercados es una tarea bastante compleja.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.