Última actualización: martes, 12 de enero de 2010 - 01:03 GMT

El bolívar fuerte "cae a la lona"

Bolívar fuerte

La devaluación del bolívar fuerte anunciada la semana pasada fue de hasta el 100%.

Es oficial: el bolívar venezolano ya no es tan "fuerte". Desde el viernes pasado, la moneda nacional comenzó a recorrer un camino bien conocido por su predecesor: el de la devaluación.

El "bolívar fuerte", sustituto del "bolívar", fue introducido en 2008 en el marco de un plan de reconversión con el que el gobierno esperaba frenar la inflación. El bolívar a secas perdió tres ceros y el país comenzó a hacer transacciones con nuevos billetes y monedas.

clic Lea: Cierran comercios por "remarcar" precios

Según algunos analistas, se encontraba contra las cuerdas casi desde su nacimiento. Critican que, por tratarse de una medida aislada, no fue más que un "costoso disfraz", una "apariencia de estar haciendo algo", según le dijo a BBC Mundo el profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, Ronald Balza.

"Esa reconversión se convirtió en sal y agua, pero no es ninguna sorpresa

Ronald Balza, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello.

Para su creador, Rodrigo Cabezas (quien primero propuso la medida como presidente de la comisión de Finanzas en 2006 y después la hizo realidad siendo ministro de Finanzas en 2008), "hubo algún ahorro en relación a tiempo y gasto de oficina importante".

"Ahora, su objetivo principal está diferido", admitió Cabezas – hoy miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela -- en conversación con BBC Mundo.

Proyecciones y realidad

"El Banco Central y el gobierno deberán coordinar un conjunto de políticas sectoriales que acompañen la reforma monetaria. Que nos permita entonces cumplir la meta de que en 2008 tengamos una inflación de 3%", dijo Cabezas en 2006, cuando era diputado en la Asamblea Nacional.

Tal como ocurrieron las cosas, la inflación en 2008 cerró cercana a 30% y en 2009 computó 25%, de acuerdo a cifras oficiales.

clic Lea también: Buscan aprovechar la devaluación

"Esa reconversión se convirtió en sal y agua, pero no es ninguna sorpresa. Se había tomado en un país que estaba cayendo en medio de un ambiente hostil a la propiedad privada, donde la producción no podría sino debilitarse y contando con que el petróleo no iba a caer", señaló Balza.

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

"El punto es: la lección, la experiencia vivida en estos dos años, es que (la reconversión) debe estar acompañada con una integralidad en la política económica y por tanto, la política fiscal, la política cambiaria, monetaria, la destinada a la economía real, deben actuar en una misma dirección", afirmó, por su parte, Rodrigo Cabezas.

"Ahí tuvimos desfases y se produjo el hecho concreto de una inflación que, aún cuando moderada, evitó el fortalecimiento real de la moneda", añadió el ex titular de Finanzas.

Para Balza, el resultado era de esperarse desde el principio. En su opinión el Banco Central de Venezuela le dio "su aval a algo que era costoso e inútil y en alguna medida engañoso".

¿El regreso?

Lo que tenemos que lograr es que el equilibrio cambiario que intentamos alcanzar en un contexto de recuperación de los precios del barril petrolero y una política fiscal responsable

Rodrigo Cabezas, ex ministro de Finanzas y creador del bolívar fuerte.

Según el profesor de la UCAB, los efectos de la devaluación se van a sentir en el mediano y largo plazo, en vista de los muchos ingredientes que se suman a la ecuación en 2009, por su condición de año electoral.

Esto significa que el gobierno va a aumentar el gasto público, lo cual va a poner a circular más dinero en la calle; a la vez esto añadirá a la presión sobre una oferta mermada y restringida por controles de precios. Su predicción: un panorama de escasez.

En cambio, Rodrigo Cabezas opina que las medidas del viernes pasado constituyen una "corrección macroeconómicamente adecuada".

"Lo que tenemos que lograr es que el equilibrio cambiario que intentamos alcanzar en un contexto de recuperación de los precios del barril petrolero y una política fiscal responsable podamos hacer retroceder el movimiento de los precios en Venezuela", señaló.

Desde su punto de vista, "hemos entrado en una especie de paréntesis para recuperar la senda de crecimiento económico, la senda del crecimiento, la estabilidad cambiaria y monetaria, y podamos plantearnos la posibilidad de volver a apreciar nuestro tipo cambiario".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.