Última actualización: lunes, 11 de enero de 2010 - 21:28 GMT

Venezuela: buscan aprovechar devaluación

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Expectativa y resignación. Son las dos palabras que mejor parecen describir el estado de ánimo con que los venezolanos regresaron este lunes a sus labores, concluida oficialmente la temporada navideña, con la noticia de la devaluación del bolívar.

Las calles de la capital, Caracas, volvieron a su condición usual de embotellamiento crónico, mientras que en supermercados, panaderías y tiendas de repuestos automotrices el negocio seguía como de ordinario, con pocos clientes a primera hora de la mañana.

Algunos sabían que a partir de este lunes sus bolívares valían menos frente al dólar. Otros tenían una idea vaga o estaban todavía celebrando la navidad cuando el presidente Hugo Chávez anunció la devaluación.

"Yo estaba para la playa, señorita", le dijo a BBC Mundo un comprador en el pasillo de un supermercado, y todos parecían compartir la misma preocupación por el efecto de la medida sobre sus bolsillos.

Esto era aún más palpable entre quienes, por tercer día consecutivo, formaron largas filas frente a las tiendas de electrodomésticos para comprar artefactos del hogar.

Mientras, dueños de establecimientos dieron una respuesta casi a coro: los precios van a subir, aunque dijeron no saber cuándo ni cuánto.

Más temprano que tarde

Supermercado.

Los precios subirán, aseguran los clientes.

Algunos no parecían convencidos con las palabras del presidente Hugo Chávez el domingo, en el sentido de que los precios no tienen por qué elevarse. Este lunes el gobierno lanzó un "proceso de inspección y fiscalización masiva" para evitar el remarque de precios.

En efecto, en los comercios que visitó este lunes BBC Mundo no se observó esta práctica, que consiste en aumentar el precio de venta al público de productos adquiridos por las tiendas antes de la devaluación.

Pero usuarios y comerciantes consultados coincidieron en que los números en las etiquetas van a cambiar más temprano que tarde. "¿Cuándo se ha visto que aquí baje algo?", señaló, incrédula, una señora que buscaba los mejores pimentones en el fondo de una caja.

"Supuestamente los productos de la cesta básica no van a subir. Pero hay que esperar a ver", afirmó una joven que, como la anterior, no quiso dar su nombre.

Unánime

Esta expectativa la comparten incluso José Freites y Manuel Vargas, dos ciudadanos que se declaran "patria a muerte" con el presidente Hugo Chávez y que discutían los últimos acontecimientos frente a una panadería.

"Muchos estaban usando el dólar preferencial para la vagabundería. El llamado a la especulación que hacen los medios oposicionistas insta al relajo en la población", opinó Vargas haciéndose eco de la acusación formulada el domingo por el presidente Chávez.

Bolívares.

A la importación de electrodomésticos se aplicará una tasa de 4,30 bolívares por dólar, el doble de la anterior.

¿Pero va a haber un impacto en los precios?, le insistimos. "Sí, claro. Pero tienen que agotar el stock y luego presentarse con nuevas facturas si quieren aumentar los precios. Si están solventes el gobierno les va a otorgar los dólares, así que se acaba esa historia del mercado paralelo", respondió Freites.

Adentro de la panadería, Juan, su encargado, cuenta monedas y se encoge de hombros cuando se le pregunta en cuánto tiempo espera recibir mercancías con aumento. "Ni idea de cuándo va a ser eso, pero nadie va a trabajar para perder. Esto nos perjudica a todos", indicó.

A Carlos Antonio, gerente del supermercado que queda enfrente, tampoco parecieron intimidarlo las amenazas presidenciales de sanciones a los comercios que suban o cobren más caro. "Eso será cuando se agote la existencia. No sabemos cuándo nos van a surtir otra vez. Pero si nos suben, tenemos que subir. Nadie vende para tener menos", señaló, mientras engullía una empanada "a precio viejo".

En el kiosco que le suministró la empanada a Carlos Antonio no tienen predicciones sobre el impacto de las medidas sobre las ventas. "A lo mejor la gente compra igual, a lo mejor no. A lo mejor reducen su dieta", afirmó Manuel detrás del mostrador.

Electrodomésticos

En una fila tan larga que dobló la esquina en una reconocida tienda de electrodomésticos del este de la ciudad, algunos compradores parecían no creer en promesas oficiales ni en proyecciones optimistas. Como le dijo a BBC Mundo uno de ellos: "más vale lavadora en mano que cien volando".

Vengo a comprar cosas que ya tenía pensado comprar, pero para fin de mes. Pero con la devaluación se adelantó todo.

Un joven que dijo estar equipando un apartamento que acababa de adquirir.

Señoras mayores, hombres y mujeres con niños pequeños, personas en silla de ruedas, todos esperaban por una oportunidad para hacerse con lo que quedara en los inventarios después de la "razzia" del fin de semana.

"Vengo a comprar cosas que ya tenía pensado comprar, pero para fin de mes. Pero con la devaluación se adelantó todo", señaló un joven que dijo estar equipando un apartamento que acababa de adquirir.

A la importación de electrodomésticos se aplicará una tasa de 4,30 bolívares por dólar, exactamente el doble de la anterior tasa de 2,15 bolívares por dólar.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.