Obama le pone freno a los bancos

Barack Obama
Image caption "Si quieren pelea, la tendrán", dijo el presidente.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó este jueves una serie de propuestas que contemplan introducir restricciones en el tamaño y las actividades de los gigantes bancarios de su país y que tendrían como objetivo "proteger a los contribuyentes" y "prevenir futuras crisis financieras".

"Si quieren pelea, la tendrán (...) Los contribuyentes no volverán a ser rehenes de los bancos que son demasiado grandes para hundirse", aseguró el mandatario en una comparecencia ante los medios en la Casa Blanca.

Lea: ¿Cómo funcionará el freno?

Además de limitar el tamaño de los bancos, las medidas presentadas por Obama prevén que las instituciones financieras dueñas de bancos no puedan poseer, invertir o patrocinar fondos de capital riesgo o hedge funds.

También obligan a los bancos a operar con propios fondos -y no con los de sus clientes- en los mercados financieros.

Estas propuestas se conocen el mismo día que uno de estos gigantes bancarios, Goldman Sachs, anunció una ganancia en 2009 de casi US$20.000 millones.

Limitar riesgos

Según Obama, las medidas anunciadas, que ahora requieren el respaldo del Congreso, ayudarán a poner fin a las prácticas de riesgo que contribuyeron "de forma significativa a la crisis".

"Mientras el sistema financiero es mucho más sólido hoy que hace un año, aún está operando bajo las mismas reglas que le llevaron cerca del colapso", aseguró el mandatario desde Washington.

"No deberíamos permitir a los bancos alejarse demasiado de su tarea principal, que es la de prestar un servicio a los clientes", dijo Obama.

El anuncio del presidente causó una inmediata caída en la Bolsa de Nueva York. El índice Dow Jones cerró con pérdidas del 2,01%, mientras que el Nasdaq descendió el 1,12%.

Opine: ¿cree necesario frenar a los bancos?

Según el editor de asuntos económicos de la BBC, Robert Preston, "no ha habido reformas bancarias mayores que las propuestas por Obama".

Las medidas anunciadas por el mandatario estadounidense podrían suponer que algunos de los mayores bancos de EE.UU., como Bank of America, o JP Morgan, deban deshacerse de parte de su negocio.

El grupo Financial Services Roundtable, que representa a las 100 principales firmas de servicios financieros de EE.UU., expresó este jueves su rechazo a las propuestas y aseguró que Obama intenta hacer volver a EE.UU. al pasado.

"La mejor respuesta es modernizar el marco regulatorio y no llevar a la industria y la economía de regreso al año 1930".

Ley Glass-Steagal

Image caption Algunos de los mayores bancos de EE.UU. podrían tener que deshacerse de parte de su negocio.

Las restricciones anunciadas por Obama siguen las propuestas de su asesor, Paul Volcker, ex presidente de la Reserva Federal, y están en línea con la ley Glass-Steagall, que en la década de 1930 separó en EE.UU. la banca comercial de la banca de inversión y que fue abolida por el ex presidente Bill Clinton en 1999.

El presidente estadounidense hizo públicas sus propuestas apenas dos días después de que el republicano Scott Brown ganara las elecciones al Senado en el estado de Massachussets, privando a los demócratas de la "super mayoría" de 60 senadores con la que contaban en la Cámara Alta.

Lea: Obama y su primer gran revés político en un año

La victoria republicana hará más difícil que las reformas anunciadas este jueves por Obama sean aprobadas en el Senado.

La semana pasada Obama anunció la creación de un impuesto extraordinario para los grandes bancos, con el que se puedan cubrir los costos de los programas de rescate del gobierno implementados en los últimos meses.

Lea: Obama anuncia impuesto por la crisis

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.