¿Cómo funcionará el freno?

Wall Street
Image caption Obama hizo la propuesta de reforma más dramática desde que comenzó la crisis financiera.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha propuesto nuevas reformas radicales para reducir el tamaño y la toma de riesgos de los grandes bancos.

Es una propuesta mucho más dramática que cualquier otra surgida desde que comenzó la crisis financiera hace aproximadamente dos años.

Vea: Obama le pone freno a los bancos

¿Cómo cambiarán los bancos?

Muchos de los grandes bancos combinan en la actualidad el negocio de cuidar el dinero de los ciudadanos comunes y corrientes con un segundo negocio que consiste en especular en los mercados financieros.

Opine: ¿cree necesario frenar a los bancos?

Los mayores ejemplos de estos bancos son Citigroup, JPMorgan Chase y Bank of America.

Antes de la crisis, los bancos alegaron que conocían los riesgos de lo que estaban haciendo.

El presidente Obama ahora claramente piensa que no se puede confiar en los bancos en lo que se refiere a la gestión de sus propios riesgos, por lo que quiere obligarlos a detener ese tipo de actividades.

El presidente dijo que los bancos serían excluidos de lo que llamó "operaciones directas de titulares (proprietary trading operations), que no tienen relación al servicio que prestan a los clientes".

Las operaciones directas de titulares tienen que ver con la especulación de los bancos en los mercados financieros con su propio dinero, en lugar de dedicarse a invertir dinero de sus clientes, donde el riesgo lo asumen sólo estos últimos.

Hay una gran incertidumbre acerca de cómo exactamente se realizará esta restricción.

"La trampa está en los detalles de cómo se van a definir las operaciones directas de titulares", dijo Peter Hahn, profesor de la Cass Business School y ex director general de Citigroup.

¿Por qué se está haciendo ahora?

Esto es un rompecabezas, ya que ha pasado más de un año desde que el sistema financiero parecía estar al borde del colapso, lo que originó que algunos expertos comenzaran a proponer este tipo de restricciones radicales.

Sin embargo, hay dos razones por las cuales Obama podría estar tomando la decisión ahora.

Primero, que este era el plan que ya tenía en mente, pero el gobierno estaba esperando que se estabilizara el sistema bancario antes de remodelarlo.

Y, segundo, que podría ser un cambio repentino de política, impulsada por un genuino rechazo a los grandes bonos que entregó Wall Street a sus ejecutivos por estos días.

Pero, ¿cuánto de todo esto es sólo política? Algunos sugieren que es una reacción a la victoria republicana de esta semana, donde los demócratas perdieron un escaño clave en el Senado.

Lea: Obama y su primer gran revés político en un año

"Esto es una reacción política a lo que ocurrió en Massachusetts", dice Peter Morici de la Universidad de Maryland.

"Tras un año en el gobierno, Obama debe ser capaz de decir algo más sustancial y no simplemente hacer esto. La Casa Blanca fue comprada y pagada por Wall Street", argumenta Morici.

"El gobierno de Obama facilitó una transferencia masiva de riqueza a Wall Street y están tratando de distraer al público de sus políticas insuficientes", sugiere.

¿Sucederá?

El presidente dejó en claro que se apoya en el Congreso de EE.UU. para que la propuesta se convierta en una realidad. Sin embargo, su capital político se está agotando y la derrota de Massachusetts hace aún más difícil para los demócratas que sus propuestas sean aprobadas.

Además, los banqueros harán un intenso cabildeo para tratar de evitar que se concreten esos planes que consideran que son un regreso inviable a las restricciones de una época pasada.

Por otro lado, la ira de los ciudadanos es muy intensa por los enormes bonos anuales que recibieron los ejecutivos de la banca en un momento en que la vida sigue siendo muy dura para muchos estadounidenses.

Esto podría ser una oportunidad para que la propuesta se convierta en ley.

Muchos demócratas han recibido dinero de Wall Street, pero temen que no podrán ser reelegidos si se les ve como demasiado cercanos a los bancos.

Y a muchos republicanos no les gusta el sistema actual, donde los bancos han tenido que ser rescatados por el gobierno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.