¿Se verá dañada la reputación de Toyota?

Autos de Toyota a la venta
Image caption Expertos aseguran que la retirada de los autos dañará la reputación de Toyota.

La retirada de vehículos realizada por Toyota le podría costar a la compañía US$2.000 millones. Pero el precio podría ser mucho mayor: que su reputación se vea dañada a largo plazo.

Tras anunciar el retiro de millones de automóviles en todo el mundo al descubrirse un fallo en el pedal del acelerador y admitir problemas en los frenos del modelo híbrido Prius, la mayor automotriz del mundo está atravesando por su peor momento.

Lea: Toyota admite falla en frenos del Prius

Para Duncan Bartlett, periodista de la BBC, a pesar de que los ejecutivos de la compañía ya han pedido disculpas, la reputación de la marca sufrió un duro golpe.

La preocupación por el daño a la reputación se refleja en el precio de la acción: perdió el 22% de su valor en las últimas semanas.

Bartlett asegura que los coches de Toyota son apreciados por su seguridad y fiabilidad, lo que deriva en la lealtad de sus clientes.

En esa misma línea se expresa John Wolkonowicz, analista de IHS Global Insight, una firma de análisis económico. "Pienso que sería perjudicial para cualquier fabricante de autos, pero va a ser más perjudicial todavía para Toyota porque (la venta) está basada en la calidad, durabilidad, confiabilidad", le aseguró a la BBC.

Y lo ocurrido, dice Wolkonowicz, está "desmoronando los cimientos de ese pilar".

"Esta secuencia de eventos va a dañar la reputación de Toyota en el largo plazo", señaló el analista.

¿Y ahora?

Image caption Toyota retiró millones de autos en todo el mundo al descubrirse un fallo en el pedal del acelerador.

Algunos conductores podrán perdonar a la compañía al entender que retiró los vehículos como una medida de precaución y no en respuesta a un verdadero desastre.

Sin embargo, aquellas personas que se están preguntando qué auto comprar podrían estar alarmados por la atención mediática que rodea el tema de la seguridad.

De hecho, las ventas de Toyota ya cayeron en EE.UU. y sus rivales van a hacer todo lo posible para ganarse los clientes que decidan buscar un fabricante alternativo.

Otras empresas automotrices, dice Bartlett, han aprendido que puede tomar años –o incluso décadas- restaurar una reputación dañada.

"Fortalecidos"

Image caption Las ventas de Toyota ya cayeron en EE.UU.

En cambio, Kenny Burns, gerente de ventas de Toyota en Hollywood (California), señala que algunos usuarios no entienden exactamente qué está ocurriendo y asegura que la compañía japonesa está haciendo lo que hay que hacer en estas situaciones.

En cuanto a qué tan dañada puede quedar la reputación de la empresa, Burns aseguró: "El tiempo dirá. Pero pensamos que vamos a salir fortalecidos por el servicio al consumidor que los usuarios van a recibir de Toyota".

"Creo que la gente entiende que esto no se trata de un sprint sino de una maratón y, a la larga, el valor, la calidad, la confiabilidad duran para siempre".

David E. Cole, presidente del Centro de Investigación Automotri, de EE.UU. opina lo contrario. "Toyota es una gran compañía y van a continuar siéndolo, pero el concepto histórico de calidad superior probablemente se vaya para siempre", le dijo al diario The Washington Post.

Burns, en tanto, también desestimó comentarios en la línea de que Toyota había reaccionado de forma lenta.

Por su parte, John Huntley, consultor de comunicación de crisis, aseguró: "Pienso que le va a llevar años a Toyota salir de esto".

El experto destaca el hecho que la compañía haya pedido disculpas, pero explica que eso no es suficiente. Además, señala que hasta ahora no está claro exactamente qué es lo que tienen que hacer los usuarios.

"Simplemente hay mucha incertidumbre en torno a Toyota en este momento", indica por su lado Kazutaka Oshima, director ejecutivo de Rakuten Investment Management en Tokio.

Y agrega: "La mejor cosa que se puede hacer ahora es no tener acciones de Toyota".

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.