Premier griego dice que superarán crisis

George Papandreou y Nicolas Sarkozy.
Image caption Si Grecia entra en cesación de pagos, los mercados de Portugal, Italia, España e Irlanda se verán castigados.

El primer ministro de Grecia, George Papandreou, advirtió que “tomará todas las medidas necesarias” para reducir el inmenso déficit fiscal que enfrenta su país.

Sus comentarios se conocieron luego de que miles de trabajadores del sector público realizaron una huelga nacional en protesta por las medidas de austeridad que anunció el mandatario.

El gobierno griego, cuya deuda pública supera su Producto Interno Bruto (PIB) y su déficit fiscal es de 12,7%, anunció, entre otras medidas, que reducirá los salarios y las pensiones y revisará la recaudación fiscal.

En este contexto, Alemania y Francia dejaron ver que respaldarán a Grecia para que pueda solucionar sus problemas financieros, según informó en su edición digital el diario británico Financial Times.

Posible ayuda

Según el rotativo, se espera que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, muestren su apoyo político a Atenas en la cumbre informal de jefes de estado y de gobierno europeos que se celebrará en Bruselas el jueves.

Los rumores de un posible rescate, además de la visita de Papandreou a París el miércoles para reunirse con Sarkozy, elevaron las acciones europeas, que cerraron al alza.

Esta alza de los mercados financieros le dio a Grecia un respiro, mientras crece la anticipación de que otros gobiernos europeos, liderados por Francia y Alemania, puedan ayudar a Atenas a evitar una moratoria, una posibilidad que ha sacudido la confianza en el euro.

Grecia tiene que pagar entre abril y mayo US$30.000 millones. No obstante su PIB representa el 3% de la Eurozona. Un dato que alimenta las esperanzas de analistas de que se contengan los recelos que hay en los mercados bursátiles sobre ese país.

La especialista en economía de la BBC, Stephanie Flanders, explica que esto es posible sólo si las autoridades europeas demuestran que pueden ayudar a Grecia sin tener que minar las reglas en las que se basa el Euro.

Los tratados europeos prohíben a los estados miembros de la zona euro hacerse cargo de la deuda de los otros, complicando lo que sería el primer rescate en la moneda única en sus 11 años de historia.

Los ministros de finanzas de los 16 países que comparten la moneda única y el jefe del Banco Central Europeo discutieron la situación de Grecia en una teleconferencia, en vísperas de la reunión de la UE que se prevé estará dominada por la crisis de la deuda griega.

Funcionarios de finanzas de la zona euro indicaron que la ayuda bilateral de países como Alemania y Francia, o garantías para las emisiones de deuda griega parecían la solución más probable.

Grecia está bajo mucha presión para que introduzca recortes en su presupuesto después de que saliera a la luz pública que su déficit amenaza la credibilidad del Euro.

"Si no se resuelve la situación de Grecia, puede haber un efecto contagio sobre otras economías, con dificultades fiscales en Portugal, España e Italia. Si se produce este efecto contagio, el euro corre peligro", le dijo a BBC Mundo Cinzia Alcidi, del Centro de Estudios de Políticas Europeas de Bruselas.

La huelga de los trabajadores griegos del sector público cerró oficinas gubernamentales en todo el país, así como centros educativos.

Cientos de vuelos sobre el cielo griego fueron cancelados, y los hospitales sólo atendieron emergencias.

Los huelguistas convocaron a otro paro nacional para el 24 de febrero.

La profunda crisis de Grecia ha hecho que la reunión planificada para mañana jueves de los 27 países que conforman la Unión Europea centre su agenda en cómo el déficit de ese país está amenazando la moneda común.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.