Jefe de Toyota sí declarará en EE.UU.

El presidente del grupo Toyota, Akio Toyoda
Image caption Toyoda recibió una invitación directa para que viajara a Washington.

Después de asegurar que no lo haría, el presidente del grupo Toyota, Akio Toyoda, cambió de opinión y aceptó testificar ante una audiencia en el Congreso de Estados Unidos, la próxima semana, dedicada a las fallas de seguridad que están experimentando autos de esa compañía y por las que se ha llamado a revisión a millones de vehículos en todo el mundo.

"Estaré contento de asistir. Hablaré con total sinceridad", manifestó el nieto del fundador de la empresa.

Este miércoles, Toyoda había dicho a reporteros en Tokio que la persona más adecuada para testificar ante el Congreso era el encargado de la firma en Estados Unidos, Yoshimi Inaba.

El corresponsal de la BBC en Tokio Roland Buerk dice que el cambio de opinión de Toyoda ocurre en medio de crecientes presiones a la compañía para que explique la manera en que procedió cuando se detectaron las fallas.

Buerk informa que el anuncio de Toyoda de que no acudiría a la audiencia en Washington generó fuertes crítica por parte de sectores políticos estadounidenses.

"Confusión"

En una invitación formal a Toyoda para que asistiera a la sesión, el titular del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara Baja, Ed Towns, dijo que hay "creciente confusión" entre los estadounidenses sobre la seguridad de los vehículos de la compañía.

Image caption La empresa enfrenta desplome de ventas y pérdida de confianza.

Las autoridades de seguridad vial en Estados Unidos reclamaron que Toyota entregue documentación sobre su masiva retirada de autos del mercado para determinar si el fabricante "actuó con la rapidez necesaria".

Los investigadores determinarán también si Toyota descubrió los problemas durante la preproducción o la posproducción de los vehículos afectados.

Desde finales del año pasado Toyota ha llamado a inspección alrededor de ocho millones de vehículos, especialmente en EE.UU. y Europa, por problemas en el acelerador.

La semana pasada, el fabricante de automóviles informó sobre la llamada a revisión de miles de camionetas Tacoma que podrían tener defectos en el eje delantero.

Hasta entonces, los problemas, incluidos los del modelo Prius, se debieron a los frenos y el acelerador.

Por otra parte, la compañía y los autoridades de Transporte en EE.UU. están estudiando quejas sobre posibles problemas con el sistema de dirección en el modelo Corolla, el auto más vendido del mundo.

Las ventas de Toyota en Estados Unidos se precipitaron el 16% el mes pasado, y la crisis se ha traducido en una pérdida de reputación para la empresa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.