Cuanto más joven, más frío

¿Café regular, espresso o café helado mezclado tipo "frappuccino"? A pesar de que 2009 fue un año marcado por la recesión en Estados Unidos, los jóvenes en ese país se siguen inclinando por la novedad constante en bebidas a base de café helados y dulces con sabores de avellana, de caramelo o de vainilla, que compiten con el bombardeo de otro tipo de bebidas como las sodas y las carbonatadas.

"Se trata de bebidas que consisten en café estándar mezclado con hielo picado (tipo frappé) a las que se le añade un sirup que les da sabor",indicó el director ejecutivo de la firma de investigación de mercado Studylogic, Samuel Nahmias, quien participa en la Conferencia Mundial del Café que empieza este viernes en Guatemala.

Según la Organización Internacional del Café (OIC), los estadounidenses son los mayores consumidores de esta bebida en el mundo y de hecho, ese país es principal recipiente de las exportaciones de café proveniente de latinoamérica, particularmente de países como Colombia y Guatemala.

De acuerdo con las últimas cifras, el café mezclado (como se le conoce a la categoría que incluye a los cafés fríos) es el área que ha registrado un mayor crecimiento dentro del rubro y es precisamente la categoría dentro de la cual los jóvenes se ven más identificados.

"En 2002 se vendieron 469 millones de tazas de este tipo mientras que en 2009 el consumo fue de 802 millones en esta categoría”, señaló.

El producto, cuya popularidad ha sido impulsada por varias actrices de Hollywood y que mezcla calorías y cafeína, es ofrecido también en "versiones ligeras" y es consumido por millones de adolescentes camino al colegio o a la universidad.

Café espresso y recesión

Pero no todos los jóvenes optan por los cafés fríos. Nehmias señala que el café espresso es solicitado por un sector de la población joven. "El café espresso tiende a ser consumido por un mercado joven pero que se considera mucho más sofisticado".

En Estados Unidos, según Nahmias, el gusto del café ha ido evolucionado y se han registrado variaciones en los últimos años.

"La torta del consumo se divide en café regular, espresso/especializado y blended o mezclado", dijo el experto y detalló que mientras que en 2002 se consumía más café regular, para 2009 el café regular redujo su cuota, el espresso aumentó y ahora abarca un 30% mientras que las preferencias por el café mezclado ahora pasó de un 7% al 10%.

Sin embargo, la difícil situación económica ha hecho mella en el mercado. Aunque en general el estadounidense está disminuyendo su consumo de café regular y tiende a refugiarse en el consumo de café espresso, ambas categorías han bajado en el último año. Se han dejado de vender unas 44 millones de tazas y según Nahmias esto se debió a la recesión.

El mercado hispano y el futuro

El consumidor hispano tiende a comprar más el café regular que el espresso. Sin embargo, durante los últimos años el índice se ha elevado en la categoría del café específicamente el café mezclado.

Image caption Los hispanos siguen bebiendo café regular pero se incrementa su consumo de café mezclado/ blended.

"Los hispanos tienden a consumir más el café de especialidad particularmente mezclado, mientras que en lo que se refiere al café espresso aún hay camino por delante", indicó Samuel Nahmias.

De acuerdo a las cifras, en el futuro Estados Unidos quizás no sea el mejor lugar para observar un crecimiento significativo del consumo del café. Nehmias señala que aunque con una tasa de entre 2% y 3%, quienes están en el negocio de la cafeína están tendiendo a intentar colocarse en nuevos mercados como China e India con el fin de registrar crecimiento agresivos.

La conferencia que se realiza en Guatemala reúne a productores y comercializadores del café.

El panorama 2009/2010, según analistas, estará marcado por un descenso en la producción aunque de acuerdo a los expertos se espera que no se registre disminución en el consumo, pues el café ha sido en el pasado una bebida resistente a la recesión.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.