Última actualización: martes, 23 de febrero de 2010 - 06:00 GMT

España: Zapatero enfrenta grandes movilizaciones

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

En medio de la profunda crisis económica por la que atraviesa España, el presidente del gobierno de ese país, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, afronta este martes, por primera vez desde que ocupa el cargo, grandes movilizaciones de trabajadores, organizadas para protestar contra la reforma de las pensiones propuesta por su Ejecutivo.

Respondiendo a la convocatoria de los dos sindicatos mayoritarios -Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO)- está previsto que miles de trabajadores se manifiesten en las principales ciudades españolas para pedirle al gobierno de Madrid que retire la propuesta de elevar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años.

Tanto los sindicatos como los principales partidos de oposición -con el conservador Partido Popular de Mariano Rajoy a la cabeza- reprochan al gobierno que haya presentado la propuesta de manera "unilateral" y consideran que cualquier reforma al sistema de pensiones debe ser negociada.

Las de este martes serán las primeras de las cerca de 57 movilizaciones que las agrupaciones de trabajadores han convocado hasta el próximo 6 de marzo en todo el país bajo el lema: "En defensa de las pensiones. No al retraso de la jubilación. La solución no es recortar la protección social".

clic Lea: Zapatero: España "crecerá" en 2010

A pocas horas del inicio de las marchas, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, reiteró la necesidad de retraso de la edad de jubilación y aseguró que la medida responde, entre otros, al incremento de la esperanza de vida en el país y al retraso en la incorporación de la mujer al mercado de trabajo.

Pero los sindicatos quieren que se mantenga la edad legal de jubilación en los 65 años y que los trabajadores puedan elegir voluntariamente entre anticipar o retrasar la edad de retiro laboral.

Grave crisis

Edificio en construcción en España

Las dificultades de España provienen en gran medida del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Pese a tratarse de las primeras grandes movilizaciones contra la gestión del gobierno de Zapatero, no parece que éstas vayan a ser la antesala de una movilización más masiva, ya que las agrupaciones de trabajadores han descartado por el momento convocar una huelga general.

En cualquier caso, en el seno de los sindicatos cada vez son más los que se muestran partidarios de hacer un llamado a un paro nacional, teniendo en cuenta que los asalariados son los que más están sufriendo las consecuencias de la grave crisis que afecta a la economía española.

Los datos hablan por sí solos: en la actualidad el desempleo en España ronda el 19%, casi el doble del promedio de los 16 países de la zona euro. Más de cuatro millones de personas están buscando trabajo, de los cuales el 44,5% son jóvenes menores de 25 años.

Además, el Producto Interior Bruto (PIB) español cayó un 0,1% en el último trimestre de 2009 (un 3,1% interanual), con lo que la economía española encadenó siete trimestres consecutivos en números rojos.

clic Lea: España: única gran economía en recesión

Eso sitúa a España a la zaga de las mayores economías europeas, las cuales hace varios meses que han salido de la recesión.

Analistas consultados por BBC Mundo señalaron que, aún si la economía española crece en 2010, lo hará a un ritmo muy bajo, precisamente debido a la alta tasa de desempleo y al fuerte endeudamiento de los hogares.

Déficit público elevado

Las dificultades de España provienen en gran medida del estallido de la burbuja inmobiliaria y de la drástica caída del consumo interno, que durante una década mantuvieron a la economía del país creciendo a un ritmo superior al 3%.

José Luis Rodríguez Zapatero (izq.) y Gordon Brown

Zapatero acusó a los especuladores de la crisis de credibilidad que afecta a su país.

Cuando la bonaza terminó abruptamente con el inicio de la crisis financiera global en 2008, el desempleo empezó subir y el gasto gubernamental se disparó.

El déficit público español se situó en 2009 en el 11,4%, muy por encima del límite del 3% establecido para los países miembros de la zona euro.

Precisamente han sido los desequilibrios en las cuentas públicas de España lo que en las últimas semanas ha despertado la desconfianza de los mercados internacionales, que temen que se repita una coyuntura similar a la que se vive en Grecia, donde el gobierno podría verse obligado a declararse en bancarrota.

clic Lea: Grecia no quiere un rescate financiero de Europa

Ante esta situación, al gobierno de Madrid no le ha quedado otro remedio que prodigar los gestos de seducción para convencer a los inversores extranjeros de que los temores sobre la economía española son infundados.

Desconcierto

Pero el gobierno de Zapatero no sólo tiene que convencer a los mercados de que está tomando las medidas necesarias para hacer frente a la crisis.

Mariano Rajoy

Rajoy cree que Zapatero "no transmite ninguna fiabilidad" para plantear pactos contra la crisis.

En España también crece el desconcierto en torno a la estrategia del gobierno -o a la falta de ella- para hacer salir al país de la recesión.

Cuando se van a cumplir dos años desde que Zapatero fue reelegido, se multiplican las voces que piden un adelanto electoral.

Empujado por los acontecimientos, la semana pasada el presidente español propuso a todos grupos políticos con representación en el Congreso -incluido el PP de Rajoy- negociar un acuerdo que debería cerrarse en un plazo de dos meses, que incluya medidas para mejorar la competitividad de la economía y fomentar la creación de empleo.

Pero por el momento, el líder del principal partido de oposición no parece dispuesto a tenderle la mano al mandatario español.

Mariano Rajoy ha asegurado que Zapatero "no transmite ninguna sinceridad ni ninguna fiabilidad" para plantear pactos contra la crisis y le ha emplazado a que "rectifique a fondo" su política económica.

Si bien estaba clara la falta de sintonía entre el presidente el gobierno y el líder de la oposición, analistas señalan que con las movilizaciones de este martes, llega a su fin el idilio que Zapatero ha mantenido durante seis años con los sindicatos de trabajadores.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.