UE exige a Grecia más mano dura ante crisis

Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos de la Unión Europea.
Image caption Olli Rehn le pidió a Grecia que anunciara nuevas medidas para combatir la crisis en los próximos días.

La Unión Europea le exigió a Grecia que tome más medidas para combatir la profunda crisis presupuestaria que afecta al país.

El comisionado de Asuntos Económicos de la UE, Olli Rehn, informó que le está pidiendo al gobierno griego que anuncie nuevas medidas en los próximos días.

Rehn hizo estas declaraciones después de haberse reunido en Atenas con el ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou.

Papaconstantinou aseguró por su parte que su gobierno hará todo lo que sea necesario para reducir el déficit.

La deuda pública griega supera su Producto Interno Bruto (PIB). Su déficit fiscal, de 12,7 %, es cuatro veces el permitido por las reglas de conformación del euro.

Al respecto, el titular de Finanzas declaró durante una reunión de ministros que la corrupción y la impunidad judicial están en el centro de la crisis presupuestaria. También hizo un llamado a la ciudadanía para que "tuviera estómago" para volver a encaminar al país.

El precio por la ayuda

El corresponsal de la BBC en Atenas Malcolm Brabant informó que los recortes y aumento de impuestos discutidos durante la visita de Rehn son considerados como "el precio que hay que pagar" por la ayuda de emergencia de la Unión Europea.

Image caption Papaconstantinou aseguró que hará todo cuanto sea necesario para superar la crisis.

"La canciller alemana Angela Merkel se opone rescatar a Grecia, pero no ha rechazado la posibilidad de que bancos estatales compren bonos de Grecia a finales de este mes", aclaró el corresponsal de la BBC.

Periódicos griegos han publicado que Atenas está considerando aumentar los impuestos de las ventas un 2%, incrementar los del combustible por segunda vez en un mes e implementar nuevas tarifas a artículos de lujo.

"También se especula que el gobierno eliminará bonos para empleados públicos", señaló Brabant.

Tradicionalmente, funcionarios griegos se han visto beneficiados de una paga de 14 meses. De anularse este privilegio, líderes sindicales ya han advertido de una posible "guerra de trabajadores".

Las primeras medidas de austeridad del gobierno griego ya han sido rechazadas con violencia por parte de la población con huelgas generalizadas en todo el país.

La semana pasada movilizaciones sindicales ocasionaron el cierre del espacio aéreo, de bancos, escuelas, puertos y hospitales.

Lea: En pie contra la austeridad

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.