Histórica escasez de gasolina en Argentina

Surtidor de gasolina
Image caption En lo que va de 2010 la gasolina ya registró tres aumentos de precio en Argentina.

Las largas filas de autos afuera de las estaciones de servicio lo dicen todo: Argentina está padeciendo en estos días una inusual falta de gasolina que obligará al país a importar combustible por primera vez en tres décadas.

La principal petrolera del país, la ex empresa estatal YPF -ahora parte de la española Repsol- anunció que la semana próxima importará 50.000 metros cúbicos de gasolina super, equivalente al 20% de su producción mensual.

Según la compañía, la falta de abastecimiento del mercado local se debe a una baja en la producción de otras petroleras con menos participación en Argentina, como Shell, Esso y Petrobras, acusación que fue rechazada por dichas empresas.

Algunos observadores también atribuyen el fenómeno a un aumento en la demanda, debido al mayor número de argentinos que decidió pasar las vacaciones de verano en el país.

No obstante, muchos advierten que la falta de gasolina, en una nación que hasta hace poco exportaba combustible, podría ser una señal preocupante sobre el estado del sector energético.

"Señal de alerta"

"Esto puede ser solamente una situación puntual, pero es una señal de alerta", le dijo a BBC Mundo el experto en temas energéticos de la consultora Standard & Poor’s, Luciano Gremone.

El analista explicó que es común que Argentina en algunas ocasiones se vea en la necesidad de importar gasoil -o diesel-, el combustible utilizado para el transporte público y la producción agropecuaria.

Sin embargo, hasta ahora, el país había tenido una producción excedente de nafta, que es utilizada por la mayoría de los autos particulares.

De acuerdo con el analista, la falta del combustible se da por la estrechez entre la oferta y la demanda.

"Mientras que en los últimos cinco años la producción de petróleo ha caído, la demanda sigue creciendo porque aumenta el parque automotor", señaló.

Menos producción

Existen diversos puntos de vista respecto a los motivos que llevaron a la baja en la producción de gasolina en Argentina.

Image caption YPF -ahora parte de la española Repsol- anunció que importará 50.000 metros cúbicos de gasolina super.

Para Rosario Sica, titular de la Federación de Empresarios de Combustibles (Fecra), se trata de un "problema estructural" que es responsabilidad del gobierno.

Otros apuntan directamente a las petroleras privadas por la falta de inversión en el sector.

"Nadie invirtió un peso para reponer reservas y ahora estamos tocado fondo", dijo el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes, Manuel García.

Otros observadores responden que la falta de previsibilidad a la hora de planificar inversiones en Argentina, y lo largo y costosas que son las inversiones en el área energética, desincentivaron estos gastos.

De acuerdo con Luciano Gremone, otro factor que podría explicar la baja en producción es la "madurez" de muchos yacimientos petrolíferos locales, que ya están agotando sus recursos.

"La extracción de petróleo en Argentina lleva más de 100 años y muchos pozos que son explotados tienen una tendencia natural de declinar en su producción", afirmó.

Precios en aumento

Mientras la oferta baja y la demanda sube, también han aumentado los costos del combustible.

En lo que va de 2010 la gasolina ya registró tres aumentos de precio, que ya supera el US$1 por litro en la capital.

Los economistas estiman que el petróleo aumentó un 14% en los últimos 30 días, una tendencia que podría agravarse.

En tanto, un par de potenciales huelgas también amenazan con aguar aún más el panorama.

La Federación de Empresarios de Combustibles señaló que no descartaba convocar a un paro si no se solucionaba el abastecimiento de gasolina en las estaciones de servicio independientes.

Por su parte, el gremio de los empleados de las estaciones de servicio amenazó con una huelga de 72 horas si los propietarios de las estaciones se niegan a otorgarles un aumento salarial del 30%.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.