Bank of America a juicio por confiscar un loro

Un loro (Foto: archivo)
Image caption Según Iannelli, recuperar a su loro le tomó más de una semana.

La entidad financiera estadounidense Bank of America le pidió disculpas a una mujer en Pensilvania luego de que uno de sus contratistas entró a su casa, dañó sus muebles y le confiscó su loro.

Angela Iannelli inició un juicio contra el Bank of America tras argumentar que el incidente, que sucedió en octubre, le provocó tanto "estrés emocional" que debió tomar medicamentos contra la ansiedad.

Según Iannelli, recuperar a su mascota -un loro llamado Luke- le tomó más de una semana.

Un portavoz del banco afirmó que hubo un error: se creía que Iannelli no había pagado su hipoteca y su casa estaba vacía.

"Cero tolerancia"

Un empleado del banco envió al contratista a la propiedad con instrucciones de instalar una nueva cerradura y "asegurar" la vivienda, indicó el portavoz.

Añadió que la postura del banco era de "cero tolerancia para este tipo de error". También dijo que se revisaría el juicio y se "tendría en cuenta los incovenientes causados por la situación".

En el juicio civil en el cual Iannelli solicita US$50.000 en daños, la demandante sostiene que el contratista de Bank of America invadió su casa -ubicada al norte de Pittsburg- en su ausencia y cortó los servicios como agua, electricidad y gas.

Según Iannelli, el contratista causó daños a adornos y al piso de la vivienda, colocó anticongelante en lavamanos y baños, además de robarse a su loro, informó el periódico The Wall Street Journal.

Iannelli indicó que cuando llamó al banco para quejarse, inicialmente sus representantes negaron conocer el paradero del loro y luego le dijeron que podía dirigirse a las oficinas del contratista, a unos 129 kilómetros de donde ella vive, a buscar el loro.

Funcionarios del banco supuestamente también le dijeron que estaban "cansados" de escucharla, le colgaron el teléfono y le aconsejaron que llamara a la policía.

Iannelli declaró a The Wall Street Journal que aunque Luke parecía nervioso en un primer momento, "ahora se encuentra bien".

Contenido relacionado