Acusan a EE.UU. de proteccionismo

El primer ministro inglés, Gordon Brown, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy.
Image caption Esta no es la primera vez que empresas de Estados Unidos y Europa se enfrentan por contratos de defensa.

El primer ministro inglés, Gordon Brown, y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, acusaron este viernes a Estados Unidos de "proteccionismo" debido a la forma en que el Pentágono manejó un multimillonario contrato de Defensa.

Las críticas se produjeron debido a la cancelación de un contrato que la Secretaría de Defensa de EE.UU. había concedido en 2008 a la empresa europea EADS y a su socio estadounidense Northrop Grumman.

Sarkozy dijo que Washington debía estar liderando la lucha en contra del proteccionismo, en lugar de estar protegiendo sus mercados.

"Esta no es la manera correcta de tratar a sus aliados europeos. Si quieren ser la punta de lanza de la lucha contra el proteccionismo, no deberían estar sentando este ejemplo de proteccionismo", agregó el mandatario francés.

Brown, por su parte, dijo estar "decepcionado por la situación" y añadió que su país cree "en el libre mercado, en los mercados abiertos y en la competitividad".

Sarkozy ha adelantado que hablará de este tema con el presidente de EE.UU., Barack Obama, cuando visite Washington el próximo 31 de marzo.

Protestas

Mattia Cabitza, corresponsal de BBC en Estados Unidos, señaló que cuando fue otorgado el contrato a la empresa europea hubo una reacción muy negativa.

"Durante lo más álgido de las campañas políticas para la elección presidencial, algunos políticos estadounidenses preguntaron por qué la Fuerza Aérea de EE.UU. no estaba usando una compañía estadounidense para fabricar aviones estadounidenses, con trabajadores estadounidenses", informó Cabitza.

La empresa estadounidense fabricante de aviones Boeing también protestó.

Luego, el Pentágono canceló el contrato y volvió a ofrecerlo abiertamente para que otras compañías compitieran para obtenerlo.

Este viernes, un funcionario del Pentágono negó que se haya tratado de una maniobra proteccionista.

"Nosotros valoramos la contribución de la industria europea, no ha tenido lugar ningún proteccionismo", respondió Ashton Carter, subsecretario de Defensa.

"Sesgado"

EADS y Northrop Grumman dijeron que las nuevas reglas de la licitación para competir por el jugoso negocio favorecían a Boeing y a principios de esta semana retiraron su oferta, alegando que no tenían la más mínima posibilidad de ganarlo.

Esta no es la primera vez que empresas de Estados Unidos y Europa se enfrentan para obtener contratos de defensa.

Sin embargo, este contrato multimillonario tiene visos de convertirse en una pelea política mayor.

El presidente de EADS, Louis Gallois, dijo el viernes que espera que la presión europea haga cambiar la posición de EE.UU.

"Es completamente legítimo que los países europeos pidan explicaciones a los estadounidenses sobre el concurso para los aviones cisterna que está sesgado", señaló Gallois en una entrevista a la emisora de radio francesa RTL.

Por su parte, el secretario de Defensa de EE.UU., Robert Gates, dijo el jueves que el Pentágono negociará duro con Boeing y agregó que el retiro de "una propuesta rival de la licitación” no creará más demoras.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.