¿Paro internacional en British Airways?

British Airways
Image caption La huelga está planeada para empezar este sábado.

Representantes del sindicato de British Airways, Unite, se reunirán con sus homólogos en Estados Unidos para discutir la huelga a la que han convocado contra la aerolínea británica y que está programada para iniciarse este sábado.

Unite, que aglutina a pilotos y tripulaciones, sostendrá conversaciones en Washington con miembros del gremio de transportadores Teamsters, uno de los sindicatos más poderosos de EE.UU.

Los Teamsters, que cuentan con un millón 400.000 afiliados, 40.000 de ellos en el área de transporte aéreo, confirmaron que se había coordinado la reunión.

El director de la división de aerolíneas, David Bourne, manifestó que los Teamsters lamentan que las negociaciones entre Unite y British Airways se hayan interrumpido.

En caso de huelga, los Teamsters estarían apoyando a Unite en aquellas ciudades en Estados Unidos a las que vuela British Airways, añadió el líder sindicalista.

Colaboración

Sin embargo, no está claro de qué manera lo harían ya que en EE.UU. hay limitaciones legales respecto a cuánto se pueden involucrar los trabajadores de ese país en disputas laborales internacionales.

Pero Harley Shaiken, profesor de Relaciones Laborales de la Universidad de California, comentó a la BBC que "el simple hecho que los dos sindicatos estén reunidos en torno a la huelga crea un ambiente de incertidumbre que no le cae muy bien a una industria competitiva, como la de las aerolíneas".

El catedrático señala que "los pasajeros pueden escoger entre muchas otras empresas y, si creen que los vuelos se pueden demorar, cambiarán a otra aerolínea", y ahí puede radicar la fuerza del gremio de tripulantes.

Otras medidas que podrían adoptar los Teamsters en apoyo a Unite van desde organizar manifestaciones frente a los terminales donde opera la aerolínea hasta aplicar la llamada "operación tortuga" demorando actividades como la entrega de equipaje.

Aunque esta última es ilegal, el profesor Shaiken no la descarta como una opción de cooperación entre las dos organizaciones laborales.

Tanto el gobierno británico como la oposición han criticado los intentos de internacionalizar la huelga. Sin embargo, Unite sostienen que varios sindicatos alrededor del mundo han hecho indagaciones para saber cómo ofrecerles ayuda.

Por su parte British Airways dijo en un comunicado que sentía "tristeza" de que Unite "buscaba apoyo de gremios en el exterior para apoyar una huelga injustificada contra una firma británica icónica".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.