Proponen préstamos "individuales" a Grecia

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, tiende su mano al primer ministro de Grecia, George Papandreou
Image caption Barroso quiere que cada país tienda su mano a Grecia sin recurrir a un rescate de la Unión Europea.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, propuso este viernes un paquete de préstamos gubernamentales de países miembros de la Unión Europea (UE) para que Grecia pueda hacer frente a su deuda.

Ante la indecisión del bloque sobre el tipo de ayuda que podría recibir la economía helena, Barroso puso sobre la mesa una opción que permitiría asistir a Grecia sin violar las normas de la Unión: que cada gobierno realice préstamos individuales al estado Griego.

El Tratado de Maastricht prohíbe el rescate de un miembro por parte de los otros, pero la opción de Barroso no contradice la letra del documento, según el presidente de la Comisión, y sería una solución de urgencia.

"No podemos seguir alargando esta situación", dijo Barroso. "Insto a los líderes de la UE a que acuerden un instrumento lo antes posible", insistió.

Aunque Barroso no dio cifras sobre las cantidades que habrían de prestarse, fuentes diplomáticas citadas por varios medios aseguran que los 16 países de la eurozona necesitarían juntar hasta 22.000 millones de euros (US$30.000 millones) para socorrer al vecino, que necesita pagar los vencimientos de su deuda antes de mayo.

División europea

Por el momento, Grecia no ha solicitado ninguna ayuda y sus líderes confían en no tener que hacerlo.

Sin embargo, los demás países europeos no quieren prolongar la crisis en el sudeste de la Unión, ya que el euro está sufriendo en los mercados internacionales y Grecia debe buena parte de su deuda de US$300.000 millones a bancos europeos.

No obstante, no existe consenso sobre cómo ayudarles.

Lea: Europa apoya a Grecia sin firmar cheques

Algunos países, como Finlandia, Holanda o Italia no descartan pedir un préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI) para el socio griego.

Alemania es el estado que más activamente apuesta por esta opción.

"Por el momento no se ha tomado ninguna decisión, así que el gobierno no excluye una ayuda del FMI", dijo el portavoz del gabinete germano, Ulrich Wilhelm.

"Cada país puede decidir por su cuenta si quiere pedir una ayuda" a ese organismo, agregó.

¿Una vergüenza para el euro?

Image caption En Grecia prosiguen las protestas ante los duros recortes del gasto público propuestos por el gobierno.

Por otro lado, países como Francia temen que un rescate del FMI pueda acabar sonrojando a toda la UE. "No podemos dejar que caiga un país que está en la eurozona. De otra manera no tendría sentido haber creado el euro", dijo el presidente Nicolas Sarkozy.

España también es reticente al socorro del Fondo, del que Estados Unidos es el miembro con mayor poder de decisión.

Como explicó el editor de la BBC para Europa, Gavin Hewitt, Atenas podría verse obligada a recurrir a ese salvavidas si no hay un acuerdo en el seno de Europa.

Mientras, en Grecia, prosiguen las protestas ante los duros recortes del gasto público propuestos por el ejecutivo del primer ministro, George Papandreou.

Su esperanza, dijo Hewitt, es que la mera existencia de un plan que salga de Bruselas pueda calmar a los mercados y reducir los costos de sostener su deuda.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.