Venezuela: se reaviva incendio en El Ávila

El Ávila.
Image caption Las lenguas de fuego podían ser apreciadas prácticamente desde cualquier lugar de Caracas.

Varios incendios en el cerro El Ávila -que separa a Caracas del Mar Caribe- se reavivaron durante el atardecer de este martes, luego de que se desató un incendio forestal el domingo pasado y todavía no ha sido controlado en su totalidad.

La corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Yolanda Valery, señaló que la montaña que rodea a la capital no es sólo un importante pulmón vegetal, sino un sitio de esparcimiento y símbolo de la ciudad, al que se le han dedicado canciones, poemas y pinturas.

Listo para arder

Debido a la larga sequía, señaló nuestra corresponsal, amplias áreas de la montaña están coloreadas de marrones y ocres, en vez del verde natural, al parecer listo para arder ante el menor estímulo.

Bomberos, militares, voluntarios y helicópteros con recipientes para arrojar agua acudieron en los últimos días a combatir las enormes llamas que han devorado parte de la reseca vegetación del reservorio natural de unas 85.000 hectáreas.

Las autoridades han dicho a medios locales que se registraron unos 75 incendios desde diciembre. El mayor hasta el momento se prolongó dos días, hasta el lunes, y consumió unas 120 hectáreas.

Este martes, las lenguas de fuego podían ser apreciadas prácticamente desde cualquier lugar de Caracas, al igual que sucedió el lunes, cuando consumieron cientos de hectáreas de monte.

Áreas reforestadas

El director de Protección Civil (PC), Luis Díaz Curbelo, dijo que el incendio desatado la tarde del domingo está controlado al 100%, aunque se mantienen algunas fumarolas que son enfrentadas por los bomberos y la guardia nacional.

Indicó que además del combate cuerpo a cuerpo con las llamas, helicópteros de la guardia nacional harán descargas puntuales en ciertas áreas del cerro.

Explicó también que los incendios consumieron algunas áreas que habían sido reforestadas hace 10 años.

La calina, un fenómeno generado por la falta de lluvias y la condensación de partículas de polvo que quedan suspendidas bajo las nubes, también podría atizar los incendios, en momentos en que la capital venezolana y zonas adyacentes están cubiertas por esa densa nube gris.

El Ávila, cuyo nombre indígena es Waraira Repano, es uno de los mayores atractivos de la capital, visitado a diario por decenas de cientos de personas.

También es un importante reservorio de agua potable y sus riachuelos y quebradas surten a parte de la ciudad. Además cuenta con un sistema teleférico para uso turístico, veredas para caminar y zonas para acampar.

El director de Protección Civil, agregó que no descartan que los incendios hayan sido provocados -dada su extensión- y dijo que iniciarán investigaciones.

La fuerte sequía, causada por el fenómeno climatológico El Niño, ha derivado en una dramática crisis energética en el país petrolero, donde más de la mitad de la electricidad es generada por centrales hidroeléctricas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.