British Airways sufre segundo paro

Aviones BA
Image caption Por lo menos 90 vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de Heathrow, Londres.

La segunda fase de la huelga de tripulantes de la aerolínea británica Brithis Airways (BA) ha provocado la cancelación de decenas de vuelos en los diferentes aeropuertos del país.

En el aeropuerto de Heathrow -el más importante de Londres, de donde también salen los aviones de BA con destino a América Latina- se informó de la cancelación de por lo menos 90 vuelos.

La aerolínea insiste en que el 75% de los pasajeros con planes para viajar podrán hacerlo y predice que habrá menos interrupción que cuando la tripulación paró la semana pasada durante tres días.

Esta fase de la huelga está programada para durar hasta el martes 30 de marzo.

Sin embargo, Steve Turner del sindicato Unite, advirtió que habría más movilizaciones laborales después de la Pascua si no se llegaba a un acuerdo con la gerencia.

Los huelguistas protestan la reducción en el número de la tripulación para vuelos de largo recorrido, el congelamiento de los salarios durante dos años y la propuesta de nuevos contratos con sueldos más bajos para las nuevas incorporaciones.

Batalla de supervivencia

BA dice que un gran número de sus empelados ha decidido ignorar la huelga y que cuentan con el personal necesario para tripular los vuelos.

Image caption Cientos de huelguistas se han congregado cerca del aeropuerto.

Cientos de tripulantes en paro se han congregado en un campo de fútbol cerca del aeropuerto de Heathrow desde tempranas horas de la mañana para tomar turnos en el piquete.

Una mujer que quiso mantener su anonimato expresó a la BBC que llevaba trabajando 11 años para la aerolínea, amaba su trabajo, pero sentía el deber de apoyar al sindicato.

Añadió que los recortes que propone British Airways serían más aceptables si se aplicaran a todos, incluyendo el propio gerente de la aerolínea.

Hasta ahora la lucha entre sindicato y la empresa se ha tornado agria, comenta el corresponsal de asuntos económicos de la BBC, Joe Lynam.

Un documento filtrado a la prensa del sábado indica que un asesor independiente aconsejó a la gerencia de BA el año pasado de "golpear al sindicato donde les duela de verdad".

Aunque la aerolínea niega rotundamente que esa sea su política, está en sintonía con los temores del sindicato de que se encuentra en una batalla de supervivencia con un empleador beligerante, indica Lynam.

El gerente general de BA, Willie Walsh, dijo a la BBC que en la actualidad no hay planes para reiniciar el diálogo con el gremio de trabajadores.

Esta última ola de huelgas puede establecer el tono de cualquier resolución futura a la disputa, añade nuestro corresponsal.

Si la aerolínea logra sobrellevarlas, la oferta que le hizo al sindicato hace ocho días sentará las bases de una negociación. De lo contrario, el gremio tendrá la sartén por el mango y podrá forzar a la gerencia a aceptar sus términos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.