Ecuador afronta dos años de caída de remesas

Dólares estadounidenses
Image caption De acuerdo con el Banco Central, el envío de dinero de los emigrantes en 2009 se redujo en un 11.6%.

Ecuador enfrenta por segundo año consecutivo la caída de las remesas que envían los ecuatorianos residentes en el exterior, las cuales representan el segundo rubro de ingresos más importante para la economía del país después de las rentas petroleras.

De acuerdo con el Banco Central de Ecuador, el envío de dinero de los emigrantes en 2009 sumó US$2.495 millones, lo que significa una reducción del 11.6% con respecto a 2008.

La caída de las remesas en 2009 llega a un 19.2% si se la compara con el monto ingresado en 2007, esto es US$3.087 millones.

Carlos Andrade, técnico del Banco Central, le dijo a BBC Mundo que la reducción de las remesas se debe a la crisis económica ocurrida en Estados Unidos y España, países que concentran los mayores porcentajes de emigrantes ecuatorianos.

Las autoridades económicas ecuatorianas, no obstante, esperan que en 2010 el flujo de remesas tienda a recuperarse, tal como ocurrió en el último trimestre del año pasado cuando el envío de dinero del exterior creció en un 4.9% con relación al mismo período en 2008.

"El desempeño de las economías de EE.UU. y España puede marcar directamente cuál será el nivel de crecimiento de las remesas. Esperamos que este desempeño sea positivo", manifestó Andrade.

Se calcula que alrededor de tres millones de ecuatorianos viven fuera del país. Cerca del 86% de las remesas de los emigrantes ecuatorianos provienen de EE.UU. y España.

Caída a nivel regional

La caída de las remesas de los emigrantes es un fenómeno regional. De acuerdo con el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo, las transferencias de dinero de emigrantes latinoamericanos a sus países de origen cayeron un 15% en 2009.

"El año pasado marcó la primera vez en que las remesas se redujeron en relación al año previo desde que el FOMIN comenzó a analizar estos flujos en 2000", dijo la entidad en un comunicado.

Según el Fondo, las remesas en 2009, a nivel de América Latina, sumaron US$58.800 millones, monto menor al alcanzado en 2006.

"En el corto plazo, es improbable que se produzca una recuperación considerable en el volumen de remesas, en gran medida por las perspectivas inciertas de crecimiento económico en los tradicionales países fuente de remesas", señaló el Fondo.

Pese a ello, la entidad manifestó que los "signos de estabilidad" de los envíos de dinero en los últimos meses de 2009 podrían hacer prever que las remesas tenderán a estabilizarse en 2010.

Datos no muy halagadores

Image caption Países como España podrían aplicar ajustes que serían absorbidos por los migrantes.

El analista económico Pablo Dávalos le dijo a BBC Mundo que pese al ligero repunte de las remesas a fines de 2009, los datos de empleo en EE.UU. y Europa aún no son muy halagadores, por lo que no se podría presagiar una inmediata recuperación de los envíos de dinero del exterior.

Dávalos consideró que la crisis económica en esos lugares no ha concluido, y más bien está entrando en un segundo momento, en el que países como España podrían aplicar ajustes económicos que serían absorbidos por los migrantes.

El analista dijo que la caída de remesas, en el caso de Ecuador, provoca, en primer término, un incremento de la pobreza, pues se afecta la relación ingreso-consumo de los sectores más pobres del país.

Junto con ello, una baja en los envíos de dinero afecta la liquidez de la dolarizada economía ecuatoriana.

"Se está afectando una de las fuentes de financiamiento de la dolarización, lo cual sobrecarga tal financiamiento en la política fiscal, y en los recursos de las exportaciones y de la deuda a la que podría recurrir el régimen", manifestó Dávalos, para quien frente a este panorama el gobierno de Rafael Correa deberá diseñar un plan estratégico de reactivación económica.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.