Última actualización: sábado, 3 de abril de 2010 - 09:04 GMT

Cuando el campo va a la ciudad

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Es una tradición que se repite desde hace 85 años y el momento del año donde los citadinos tienen oportunidad de conocer, ver o revivir actividades típicas de campo.

Durante una semana Montevideo recibe a cientos de gauchos y paisanos de todo el medio rural uruguayo, y familias que llegan desde el interior del país para vivir esta fiesta gaucha que es visitada por unas 200.000 personas.

La Semana Criolla coincide con la Semana Santa y la Semana de Turismo, como también se le llama en este país secular, ya que es la fecha en que más uruguayos se toman vacaciones y se convierten en turistas, principalmente dentro del territorio nacional.

"Es una oportunidad para que los chicos conozcan tradiciones que no ven a diario, además de que es un lindo paseo en esta semana de vacaciones", explicó a BBC Mundo Florencia Carril, mientras visitaba la Asociación Rural del Uruguay, el lugar donde se realizan las actividades.

Es una oportunidad para que los chicos conozcan tradiciones que no ven a diario

Florencia Carril, asistente a la Semana Criolla

El eje central, y lo que concita mayor atención, es el concurso de jineteadas. Gauchos de entre 18 y 45 años compiten en cuatro categorías, montando sobre pelo y en montura, tratando de resistir entre 8 y 10 segundos (según la categoría) sin que el caballo salvaje lo tire al piso.

Se evalúa tanto la destreza y la elegancia del montador como el desempeño del caballo y cómo defiende su lomo: cuánto más salta, mejor.

Ropa "de otro mundo"

"¡Mirá mamá, cómo está vestido ese señor!", decía un niño entre risas.

Asistente a la Semana Criolla

Muchos de los asistentes se visten con trajes típicos, que aún son utilizados por algunos en el campo.

Es que los jinetes y la mayoría de los participantes de la Semana Criolla visten los atuendos típicos que aún son utilizados por algunos hombres de campo para la realización de las tareas cotidianas: la tradicional "bombacha" de campo (el pantalón ancho ajustado en los tobillos), un cinturón ancho cubierto por monedas, una camisa y un pañuelo atado al cuello, con el infaltable sombrero con cordel.

Cada día 90 jinetes, ataviados de esa forma, muestran sus habilidades y reciben un puntaje.

Aquellos que se destacan son aclamados por el público y homenajeados con una vuelta de honor, recorriendo el ruedo a caballo con la bandera uruguaya; en aquellas competencias donde participan jinetes de países vecinos, también ondean las banderas argentina y brasileña.

Al término de la semana, los que recibieron mayor puntaje regresan al campo con el orgullo alto y con premios de hasta poco más de US$1.000.

La jineteada es relatada por una persona, acompañada de payadores que la "florean".

Jinete

Para los jinetes, recibir el aplauso del público es una gran alegría.

"Son merecidas las palmas
Que vienen de la platea
Cuando la cosa se pone fea"

Así cantaba un payador luego de que un jinete sufriera una dura y peligrosa caída y fuera apoyado por el público.

La payada también es protagonista de esta Semana Criolla, con espectáculos y concursos donde dos recitadores, de forma improvisada y acompañados por una guitarra, compiten cantando con versos en rima.

El folclore, a través de la música y danzas tradicionales, llega a la Criolla cuando cae el sol y finalizan las jineteadas.

Es el momento del día en que los visitantes degustan comidas típicas, recorren las instalaciones de la Rural viendo y comprando artesanías y decidiendo a qué espectáculo concurrirán.

Las organizaciones gauchescas de todo el país muestran a los citadinos los bailes típicos campesinos.

Solistas, dúos y agrupaciones varias tienen oportunidad de venir a la capital para acercar, en muchos casos por única vez en el año, un poco de la música folclórica tradicional.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.