Europa ofrece préstamo millonario a Grecia

El comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn
Image caption Las autoridades de la eurozona insisten en que este préstamo no es un subsidio a Grecia.

Los líderes de los 16 países de la eurozona acordaron este domingo ofrecer a Grecia un préstamo de emergencia de 30.000 millones de euros (US$40.000 millones)

El primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, dijo en nombre del resto de mandatarios que este dinero no se pondrá a disposición hasta que el propio país heleno lo solicite.

El precio del préstamo se fijará utilizando las fórmulas del Fondo Monetario Internacional (FMI), la institución que se encargará de "completar y cofinanciar" este rescate, según Juncker.

El comisario europeo para Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, aclaró que será el FMI el que decida si quiere revelar qué participación tiene en el préstamo, aunque se estima que sea de aproximadamente un 5%.

Esta cifra es dos puntos inferior a las tasas de interés que se exigen actualmente en los mercados internacionales.

"No es un subsidio"

Las autoridades de la eurozona insisten en que este préstamo no viola el Tratado de la Unión Europea, ya que "no contiene elementos de subvención" al país, que arrastra una deuda pública de 300.000 millones de euros (más de US$400.000 millones).

Como explicó el corresponsal de la BBC en Atenas, Malcolm Brabant, Alemania —que pedía que Grecia pagara más en tasas de interés— alertó de que un rescate financiero podría considerarse ilegal según la legislación comunitaria.

Un reconocido economista griego, Platon Monokroussos, de EFG Eurobank, dijo a la BBC que esperaba que el gobierno solicitase el paquete de rescate en cuestión de días, a pesar de que el ministro de Economía heleno, George Papaconstantinou, insistió en que no habían solicitado su activación.

Vista puesta en los mercados

Papaconstantinou confía en que el acuerdo de este domingo permita a su país pedir préstamos en los mercados sin obstrucciones. De esta manera podría encontrar los US$15.500 millones que necesita antes de que en mayo venzan sus obligaciones financieras.

La prueba del éxito o el fracaso de la oferta comunitaria, dijo Brabant, será este lunes, cuando abran los mercados.

A finales de la semana pasada, la agencia Fitch rebajó la calificación crediticia hasta niveles de BBB-, el nivel más bajo con el que un país podría solicitar préstamos en los mercados.

Algunos analistas creen que los especuladores y las agencias se lanzarán a la yugular de Grecia esta semana, obligando al gobierno a aceptar el rescate de sus socios europeos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.